•  |
  •  |
  • END

Trabajadores del Silais-Managua ocuparon el edificio para exigir la destitución de su director, Julio Caldera, al que achacan “comportamiento vulgar y ofensivo”, y “frases despectivas contra las compañeras gordas o mal vestidas”, según carta que enviaron a la que llaman “primera ministra de la nación”, Rosario Murillo.

“El doctor Caldera tiene un problema con el sexo femenino, maltrata a las mujeres con calificativos muy groseros, suspende a médicos y doctoras, estamos en un gobierno revolucionario, al menos debe respetar al ser humano”, dijo Ángela Peña, dirigente de Fetsalud del Silais-Managua.

“Queremos que él (Caldera) abandone la dirección, y estamos decididos a mantenernos el tiempo que sea necesario para no permitir que maltrate a las mujeres”, dijo.

Los sindicalistas dicen haber mandado la carta a la señora Murillo porque no creen que el ministro Guillermo González tenga poder para destituir a Caldera.

También se supo que los trabajadores promueven el ascenso del actual subdirector, Dr. Membrant Hernández, quien habría azuzado la protesta laboral tras una fuerte discusión que tuvo con Caldera.

La diputada sandinista y dirigente de Fetsalud, Iris Montenegro, se presentó al lugar, pero no pudo disuadir a los trabajadores para que desistieran de la protesta que amenaza con prologarse hoy viernes. Intentamos obtener la versión de Caldera, pero no respondió a nuestras llamadas. Su vocera, Verónica Rodríguez, dijo que se encontraba en reunión.