Fermín López
  •  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS
Doscientas cincuenta mil hectáreas de bosque con madera tumbada lista para sacar, y cinco millones de dólares esperando en manos de supuestos empresarios de la madera, más la presión subterránea de algunas autoridades regionales, se han convertido en el objetivo principal de la crisis que se vive en la comunidad de Sahsa, donde unas cinco mil personas han salido de sus comarcas y se han tomado la única carretera que comunica a Bilwi con las Minas y el Pacífico.

El gobernador de la región, Reynaldo Francis, en entrevista exclusiva con EL NUEVO DIARIO, denunció que el tranque y demandas dirigidos por cuadros sandinistas, tiene el único fin de sacar la madera debido a que hay intereses económicos de grupos de sacar ventaja de la situación creada por el huracán Félix.

Agrego que las demandas de los pobladores de Tasba Pri y sus dirigentes son violatorias a la Ley de Autonomía, porque para comenzar no quieren reconocer la autoridad que tienen la autoridad regional y municipal, al tiempo que en sus demandas hablan de declarar Tasba Pri un territorio independiente, lo que tampoco cabe en nuestro país.

Una fuente ligada a una de las instancias autonómicas, dijo que existe una empresa que ha puesto sobre la mesa cinco millones de dólares y ha comprado la voluntad de algunos miembros del Consejo Regional, quienes son los diseñadores y autores intelectuales de la situación generada en Tasba Pri.

Entre los nombres que señalan tener intereses, están los concejales de la bancada sandinista Víctor Lacayo, Belford Rafael, Guillermo Espinosa, Carlos Alemán y Rigoberto González, estos dos últimos con ambiciones de convertirse en presidentes de la Junta Directiva del Consejo Regional, elección prevista para mayo próximo.

Rigoberto González negó el señalamiento, y dijo que lo único que ellos han hecho es tratar de apoyar procesos de gestión comunitaria, para que las comunidades puedan aprovechar la madera y que ésta no se pudra ni se queme.