elnuevodiario.com.ni
  •   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los nicaragüenses conmemoraron hoy el Día Internacional de los Trabajadores sin actos masivos y demandando al Gobierno de Daniel Ortega adoptar medidas para detener el desempleo, el alto costo de la vida y el alza en la tarifa de energía eléctrica. Trabajadores y dirigentes de organismos cívicos opositores al Ejecutivo se concentraron en sus respectivas sedes, la mayoría ubicadas en Managua.

El desempleo aumentó de un 6,1 por ciento en 2007, cuando Ortega asumió el poder, a un 8,2 por ciento en 2009, siendo los sectores más afectados zonas francas y construcción, según cifras del Banco Central de Nicaragua. En tanto, la inflación acumulada en Nicaragua en el primer trimestre del año fue de 3,57 por ciento, superior al 0,11 por ciento del mismo período de 2009, según cifras oficiales.

Mientras la tarifa eléctrica en Nicaragua subió 6,85 por ciento a partir de este mes como parte de las condiciones que el país tiene que cumplir con el Fondo Monetario Internacional (FMI), explicó el Gobierno sandinista. "Es deber del Gobierno de Nicaragua implementar las acciones necesarias para dar una respuesta positiva inmediata a la población en cuanto a las constantes alzas en los costos de los combustibles y la energía eléctrica", demandó en un comunicado el no gubernamental Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh).

El Consejo Permanente de los Trabajadores (CPT) y la Central de Unificación Sindical (CUS), sindicatos no oficialistas, denunciaron por separado que durante el Gobierno de Ortega han sido despedidos 17.000 trabajadores de instituciones del Estado, entre dirigentes y afiliados a sindicatos democráticos, por no ser sandinistas. Esos sindicatos demandaron al Gobierno estimular la creación de empleos en el sector privado y enfrentar con medidas adecuadas la crisis económica que afecta al país, respeto a la libertad sindical, a los convenios colectivos de trabajo y un aumento salarial.

En tanto, los sindicatos afines al Gobierno sandinista, que celebraron un acto masivo en la víspera, encabezado por Ortega, celebraron el anuncio del gobernante de aumentar 25 dólares a los salarios de unos 100.000 trabajadores del Estado, con fondos de la cooperación de Venezuela. Ortega precisó ayer, durante un mitin con seguidores suyos en una plaza de Managua, para conmemorar el Día Internacional del Trabajo, que ese "bono o complemento" de salario beneficiará a partir de mayo a policías, soldados, maestros, trabajadores de la salud, técnicos, administradores y otros empleados estatales.

Añadió que el precio del pasaje en los autobuses de Managua que utilizan mas de 800.000 personas se mantendrá en 0,11 dólares. También expresó que se beneficiarán unos dos millones de usuarios de los vehículos que prestan servicio de transporte entre las provincias del país con subsidios en el precio del diesel y la gasolina regular que utilizan 23.000 transportistas en 974 rutas.

Igualmente, aseguró que su Gobierno mantiene la protección para los clientes del servicio de energía eléctrica que consumen menos de 150 kilovatios-hora al mes, que son la mayoría de 730.073 usuarios del sector, que no serán afectados por el incremento en la tarifa del 6,85 por ciento a partir de este mes.