•  |
  •  |
  • END

Nació en Barranquilla, Colombia hace 57 años, y quedó huérfano a los seis años. El destino lo trasladó a Nicaragua en 1968, donde se educó y se preparó profesionalmente, ocupó un cargo público durante la década de los 80, y llegó a levantar cuatro empresas vinculadas al transporte de carga nacional e internacional, aduana y consultorías.

Nos referimos a Eliécer Trillos Pantoja, quien es el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua (Caconic), y a quien el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) lo declaró en 2009 como el empresario del año.

Trillos Pantoja, quien obtuvo la nacionalidad nicaragüense en la primera Administración sandinista, habló para EL NUEVO DIARIO desde su despacho como Gerente General de la Empresa Multitrans & Cía. Ltda., donde precisó lo que ha sido su vida después de que sus padres murieron, en la cuarta ciudad más poblada de Colombia.

El empresario, quien hoy se encuentra en Buenos Aires participando en un evento empresarial, dijo que su padre fue un mecánico industrial de Barranquilla, que murió por una enfermedad natural, y un año después falleció su progenitora. Entonces eran ocho hermanos, ahora son seis porque han muerto dos.

Después que su hermano mayor --Samuel Trillos, un ingeniero químico graduado en Barranquilla-- abrió un puente con Nicaragua a través de una relación laboral con la empresa que ahora se llama Química Borden, Eliécer y dos hermanos más se vinieron al país en 1968.

El hermano ya les tenía preparadas matrículas en el Instituto Primero de Febrero para continuar los estudios de primaria, y logró un contrato para trabajar en la subsidiaria de una empresa colombiana en Nicaragua. Cuando Eliécer dejó su país de origen había completado el cuarto grado de primaria.

A su llegada, se radicaron en uno de los viejos barrios de la Managua destruida por el terremoto de cuatro años después, el San Sebastián, de Julio Martínez dos cuadras y media al lago.

El drama de los primeros días en el Primero de Febrero

Cuenta Eliécer que los primeros días de clase en el Primero de Febrero fueron un cambio radical en su vida, “porque venir con un acento propio de Barranquilla (Costa Caribe de Colombia) y entrar a un ambiente al que no estaba acostumbrado, lógicamente, tuve un choque cultural”.

Recuerda que sus compañeros de clase “se burlaban de nosotros (Eliécer y otros dos hermanos) ya que me decían --¡No estés jodiendo, hablá como nica! “No era burla porque éramos colombianos, sino por el acento, ya que también le decían: “Si querés ser amigo de nosotros, dejate de pendejeras, hablá como nica”.

Con el tiempo, Eliécer y sus hermanos en el Primero de Febrero, fueron “entrando al ambiente cultural de Nicaragua, y en el caso mío estaba entre la pubertad y la adolescencia”. Tenía 13 años, y comenzó a mezclarse en el ambiente de las amigas, a ir a fiestas y a bailar como se hacía en esa época en Nicaragua.

Solamente estudió en el Primero de Febrero de 1968 hasta 1973, cuando se bachilleró en ese colegio. Nunca tuvo bajas notas ni repitió años, lo que ahora traduce como un esfuerzo que siempre realizó para honrar la memoria de sus padres.

Tuvo meta de ser médico

Cuenta Eliécer que antes de bachillerarse su meta era hacerse médico, y por eso cuando se bachilleró se fue a matricular a la UNAN-León, y estuvo seis meses. Lo acompañó José Antonio Corea, quien se bachilleró con Trillos en 1973.

No continuó la carrera porque estudiar medicina era muy costoso, y “así se me trunca la posibilidad de lo que yo quería: ser médico”. Pero el destino no lo había desamparado, tenía otro talento que cultivó muy bien, es futbolista y formó parte del equipo de esa disciplina en el Primero de Febrero, que le dio muchas glorias al centro a nivel nacional.

Esto le abrió una “segunda puerta”, porque la UCA andaba buscando a jugadores de fútbol recién salidos de la secundaria para darles becas. En esos momentos de su historia, el profesor Armando Arroyo, que estaba dando clases en esa universidad, “nos recomendó”, y así fue escogido de un grupo de 40 personas.

En la UCA, ya con una beca, se sometió a un examen terapéutico que le hizo la profesora Auxiliadora Marenco (la que después fue maestra de su hija, Patricia Trillos, que ahora es sicóloga y cuenta con un programa televisivo en el Canal 11).

La sicóloga le dijo que tenía la opción de estudiar Economía o Administración de Empresas. Eliécer se fue por la segunda, y en ello quizás hubo influencia de su hermano mayor, quien también estudió en Nicaragua esa carrera.

Eliécer fue uno de los pocos que en 1974 sacaron la carrera en cuatro años. Esto lo logró adelantando clases en la Universidad en el período de los cursos de verano. “Me metía en la mañana, en la tarde y en la noche a llevar clases, por lo que no descansé por cuatro años, estudiando, y a mediados de la carrera, comencé a trabajar en una institución bancaria”, recuerda. El último puesto que tuvo en el Banco de América fue el de Gerente Rotativo.

También fue Gerente de la Dirección de Bienes Adjudicados entre 1979 y 1980, ya que después vino la nacionalización de los bancos. Trabajó en ese banco desde 1976.

La tercera puerta del destino

En 1981 tiene la oportunidad de trabajar como Gerente Administrativo de Puerto Sandino para la Empresa Nacional de Puertos (ENAP). En poco tiempo asciende hasta ser gerente del puerto. En esas labores estuvo entre 1981 y 1985.

En 1986 lo nombran vicegerente general de la Empresa Centroamericana de Fletes (del Estado), y “desde ahí empiezo a inmiscuirme en la onda de lo que es transporte internacional de carga”.

De 1988 a 1990 fue contratado por una empresa alemana que tenía oficinas en Nicaragua. Entró como vendedor en el área del transporte de carga internacional hasta llegar a ser vicegerente general del área de Centroamérica.

Con la experiencia adquirida con empresas trasnacionales, para 1989 y 1990 --cuando se vislumbraba el cambio que iba a tener Nicaragua-- “me contacta la empresa que actualmente represento, Panalpina, empresa suiza-alemana y que a nivel mundial es una de las cinco principales empresas del transporte internacional de cargas”.

Panalpina le pone ciertas condiciones para representarla en Nicaragua, entre ellas que no puede ser asalariado de ella, “sino que más bien me dan la oportunidad de que forme mi propia empresa que es Multitrans & Cía. Ltda., la que este año cumplirá 20 años de estar operando”.

Nacimiento de otras empresas

De Multitrans & Cía. Ltda., Eliécer forma una agencia de servicios aduaneros llamada “Siglo XXI”, para darle servicio a la empresa citada con anterioridad y a terceros clientes. Ésta nace en 2000.

Entre 1994 y 1995 surgieron en el país una serie de empresas que demandaban servicios sobre asuntos de aduana y comercio exterior, “por lo que formé la empresa Multiconsult & Cía. Ltda., relacionada a consultorías en comercio internacional”.

Para esa época, la esposa de Eliécer (Patricia Rodríguez) trabajaba para empresas del Estado como INE y ENEL, así como en el área del medio ambiente. “En 1998 le dije que se independizara del Estado y que se hiciera cargo de la empresa. Ahora la empresa es de consultoría a nivel nacional e internacional, y muy demandada”, afirma.

A la par, forma una empresa de repuestos porque las flotas de vehículos de las tres empresas demandan atención en repuestos para todo tipo de automotores. Se llama Empresa de Repuestos Especializados Diversos S.A. (Redsa). Esta empresa es manejada por el yerno del empresario. En las cuatro empresas laboran unas 200 personas, entre personal permanente y los que laboran por contrato.

“Si vemos esto desde el punto de vista profesional y empresarial, creo que esto viene después que uno tiene problemas, después vienen las oportunidades, porque haber quedado huérfano me dio la oportunidad de salir adelante, porque yo hacía doble esfuerzo para poder conseguir las cosas”, dijo.

Trascendencia de sus empresas

Estima Eliécer que por el hecho de haber constituido esas cuatro empresas es que el Cosep “me nomina --el año pasado-- como el ‘Empresario del Año’, y le otorgan un premio el 8 de septiembre de 2009, aunque dentro de las empresas hemos logrado muchos premios y posesionarnos del mercado a nivel nacional e internacional”.

Multiconsult ha ganado licitaciones en México, Venezuela, Las Bahamas y Centroamérica. Multitrans obtuvo el premio La Selva de Oro, lo que ha sido producto de su esfuerzo, labor que ya está aprendiendo su hijo, Ricardo Trillos, quien ocupa la gerencia comercial de Multitrans, “el que va a continuar nuestra labor y tal vez lograr mayores éxitos”.

Cómo llega a ser vicepresidente de Caconic

El cargo de vicepresidente del Caconic no fue de la noche a la mañana, sino que tiene su historia sobre sus labores y sus vínculos con el sector empresarial organizado de Nicaragua, a pesar de que su esposa dice que “yo soy tan bueno hasta con la competencia” (más de 100 empresas que laboran en el ramo del transporte de carga y servicios aduaneros).

En 1990, Eliécer fue fundador de la Cámara Alemana de Comercio, fue presidente de la Asociación de Agencias del Transporte de Carga, fue miembro de Amcham desde 1994, y miembro de la Cámara de Comercio de Nicaragua.

Esa relación empresarial le permitió hacer contactos con las cámaras entre los años 1994, 1995 y 1996, con los directivos de Caconic, y “así ellos me fueron creando oportunidades para ser directivo de manera directa y sin la necesidad de que fuera a través de una asociación”. En 2004 opta por ser directivo de la Cámara de Comercio y se le abre la oportunidad en varios cargos. Llegó a ser director, vicetesorero, tesorero, y así llega a ser vicepresidente.

Comisión interinstitucional

También participa en una comisión interinstitucional con el gobierno, “lo que nos ha permitido como gremio estar al día en lo que sucede en Aduana, permisos especiales con el Magfor y con el Minsa. En la comisión participan el sector público y el sector privado que tiene que ver con el comercio exterior”.

Eliécer considera que el trabajo de esa comisión es “para que a nosotros, los del sector privado, se nos faciliten las cosas, y que la inversión sea fluida y no haya obstáculos en el comercio”. Actualmente es miembro del Consejo Directivo del Cosep.

Multitrans fue la primera compañía de transporte de carga en trasladar al interior del país, las primeras antenas de la telefonía celular. Estos ejemplos serán dados a conocer en julio próximo, cuando Eliécer brinde un informe durante las celebraciones de los 20 años de constitución de la empresa de transporte de carga nacional e internacional que sigue cumpliendo con su slogan: “Transportando el futuro de Nicaragua”.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus