•  |
  •  |
  • END

“La Federación de Estudiantes de Secundaria, FES, no es títere de nadie, no es herramienta de nadie y no es una institución del gobierno”, afirmó Darling Ríos, presidenta de esta organización juvenil, quien de hecho pareció presentar un singular diccionario, donde cambian todos los significados convencionales que los académicos de la lengua han coincidido en aprobar.

Para ella, pareciera que nunca han sido llamados a participar y respaldar al partido gobernante Frente Sandinista en actos políticos y vandálicos.

“La FES no es una institución del gobierno, nosotros somos una institución que vela por los derechos y los intereses de los estudiantes, y cuando vemos que hay que luchar por ese derecho involucrándonos en algunas tareas o haciendo algunas actividades, lo hacemos, porque nosotros lo hemos decidido así; la FES no es títere de nadie, no es herramienta de nadie, la FES actúa de manera independiente”, aseguró Ríos.

La presidenta de la FES, quien se identifica con el orteguismo, dijo que los jóvenes que participan de acciones, consideradas vandálicas por diferentes sectores de la sociedad, lo hacen por su propia voluntad. Ella justificó los daños causados a la propiedad privada hace dos semanas diciendo que “el pueblo decide la forma de manifestarse, la forma en que va a actuar en cada momento: mirá, hay algo que dice un sistema violento con violencia se derriba, ese es un pensamiento de una mujer que yo he escuchado en algunas ocasiones”, recordó.

Fidel Castro Espinosa, coordinador del Movimiento Guardabarranco de Managua, de la Juventud Sandinista, aseveró que no orientan a los jóvenes a participar de protestas violentas ligadas a la política del país, y que es decisión personal de cada uno si lo hace. “Ellos tienen su índole, ellos piensan cómo tienen que pensar, y tienen que dar a valer su derecho como quieran”, indicó.

Niegan orientaciones políticas

Ríos aseguró que los estudiantes no reciben orientaciones de partidos políticos para involucrarse en acciones vandálicas. “La orientación es el trabajo que estamos realizando, es acatar cada una de las orientaciones de acuerdo con los intereses de los estudiantes y de acuerdo con cada cosa que estamos desglosando como organización, sin embargo, una orientación directa para que los estudiantes estén participando en actividades políticas no hay”, aseveró.

Castro justificó la destrucción de la propiedad privada ejecutada por los orteguistas con una visión ambientalista. Consideró que “pongámonos a pensar en el Holiday Inn, en otras industrias que están consumiendo las riquezas de Nicaragua, yo te podría decir que el Holiday Inn puede ser una estructura muy grande, pero ahí pueden haber plantado árboles, pudo haber un pulmón para Nicaragua”, finalizó.