Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

En 2011 se espera que el Poder Judicial entre a aplicar de lleno dos nuevos procedimientos orales, uno en el área civil y el otro en materia laboral, para beneficio del usuario.

La semana pasada terminó la segunda fase de consulta del anteproyecto del nuevo Código Procesal Civil, que persigue la oralidad en el proceso, y se espera que en agosto próximo esté listo el proyecto de ley para presentarlo a la Asamblea Nacional, donde se espera que sea aprobado.

Mientras tanto, el Anteproyecto del Código Procesal Laboral Nicaragüense, cuyas reformas al libro segundo persigue la oralidad en el procedimiento de las demandas, entró esta semana en el proceso de consultas entre empresarios, trabajadores, jueces, abogados litigantes y otros gremios, para pasar en junio a Corte Plena y en julio al Parlamento, aseguró el ex magistrado Rafael Solís.

“Los objetivos se han sobrecumplido, los aportes han sido magníficos y estamos trabajando en la recopilación de toda la información aportada por los juristas en las consultas”, expresó Ligia Molina, magistrada de la Corte Suprema de Justicia, quien coordina la comisión técnica redactora del anteproyecto, según una nota de prensa de los Juzgados de Managua.

Selección de aportes

Actualmente la comisión del Código Procesal Civil está trabajando en la selección de todos los aportes recopilados en los 20 seminarios impartidos para incorporarlos y luego enviar el anteproyecto a la Corte en pleno.

“Se están seleccionando los aportes que se consideran pertinentes y los que no, se dejan para ser incorporados a la memoria del proyecto”, expresó la magistrada.

Ambos procedimientos orales persiguen eliminar la retardación de justicia, ya que con los procedimientos escritos, un caso tarda hasta tres años en ambas materias.

Además, ambos anteproyectos para ser aprobados por la Corte en Pleno tendrán que pasar de despacho en despacho, ya que por la situación institucional (diferencias entre magistrados liberales y sandinistas por el vencimiento de período), el presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Manuel Martínez, no llama a sesionar en pleno, es decir, con la presencia de todos los magistrados de ese poder del Estado.

“Cada quien lo discutirá en su despacho y enviará sus observaciones, se agregan, y eso basta para que refleje la opinión de la Corte Suprema de Justicia”, explicó el ex magistrado Solís.

De despacho en despacho

Una vez aprobados los anteproyectos por la Corte en Pleno (o al menos nueve firmas de magistrados) cada comisión lo presentará a los diputados de la Asamblea Nacional, para que tengan una visión general de los nuevos códigos Civil y Laboral, y fallen más rápido.

“Tenemos la confianza y la esperanza en los diputados, de que dictaminarán y aprobarán la ley rápidamente, pues la Asamblea  Nacional también quiere que este Código salga lo más pronto que se pueda, por el problema (de retardación) que hay en la justicia civil”, recalcó Molina, según la nota de prensa de los Juzgados.

En lo que resta de este año, el Poder Judicial tiene que hacer algunos cambios en infraestructura para poder hacer las audiencias orales en ambos casos, y capacitar al personal involucrado, además de salir del gran inventario de casos por escrito que se encuentran en trámite.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus