•   Bluefields/RAAS  |
  •  |
  •  |

Un avión de la Fuerza Aérea colombiana que llegó esta mañana a la terminal aérea de Bluefields con la misión de repatriar a 23 de los 32 pescadores -que fueron capturados faenando ilegalmente en aguas nicaragüenses del Mar Caribe- despegó este mediodía con destino a Cartagena, para luego aterrizar en Bogotá.

Un funcionario del Aeropuerto de Bluefields que solicitó el anonimato informó que el capitán del avión colombiano, que no fue identificado, dijo rotundamente, en tono prepotente, que no
tenía por qué pagar ningún tributo. Ante la negativa a pagar 17 mil 500 córdobas en concepto de impuestos por uso de torre de control, volar en espacio aéreo nacional y derecho de terminal, las autoridades nicaragüenses llegaron a un acuerdo con la tripulación, a la que exoneraron de aranceles.

El cónsul colombiano, César Fernando Plaza, y los cinco tripulantes de la aeronave militar se negaron a dar declaraciones ante los periodistas, mientras que Alberto Leoni Pedroza  y Ubaldo Medrano, dos de los pescadores piratas que fueron capturados por una patrulla de la Fuerza Naval, reiteraron que  fueron secuestrados y maltratados por los marinos nicaragüenses. No obstante, agradecieron la solidaridad y hospitalidad de  los civiles nicaragüenses con los que tuvieron  contacto.

Nueve de los 32 pescadores piratas regresaron a su país en las lanchas que fueron ocupadas junto al barco "Laura Any" mientras capturaban langostas, caracol y peces en la plataforma marítima nicaragüense del mar Caribe.