•  |
  •  |
  • END

Pese a que el rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN, Francisco Guzmán, afirma que no pretende reeligirse en el cargo --el cual ejerce desde hace 14 años--, los dirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, expresaron que los nombramientos de los futuros decanos es para mantener la figura del académico al mando del Alma Máter más grande del país.

Esto fue desmentido por el Consejo Universitario en pleno, a cuya cabeza estaba el vicerrector Elmer Cisneros, quien lamentó que los estudiantes estén siendo azuzados por agentes externos, con el fin de desestabilizar la universidad.

Desde inicios de la semana, los dirigentes de UNEN mantienen encadenados los portones de los recintos universitarios, pues aseguran que habrá fraude en las próximas elecciones de decanatura, las cuales iniciarán el 19 de mayo en la UNAN-Managua.

Con la venia de Guzmán

Carlos Hernández, dirigente estudiantil de la Facultad de Educación, afirmó que si bien a Guzmán se le vence el período en julio, los nuevos decanos que serán electos deberán contar con la venia del rector de la UNAN-Managua.

Además, expresó que la propuesta de los decanos es igualar el número de votos, y así garantizar la elección de las nuevas autoridades, afines al rector Guzmán.

En cambio, Cisneros expresó que lo que pretende el Consejo Universitario es un voto equitativo, donde participen los profesores con categoría de principales, el 50% de los maestros horarios, siete trabajadores administrativos, el representante estudiantil de las Facultades Regionales, así como los presidentes y vicepresidentes de carrera de las nuevas facultades.

“Vienen cambios”

El dirigente de UNEN afirmó que los actuales decanos sienten temor a los cambios que propone el movimiento estudiantil en la universidad, “uno de los cuales es relevar a los decanos, pues ellos forman parte del Consejo Electoral para nombrar al nuevo rector”.

Hernández afirmó que la mayoría de los decanos son allegados a Guzmán, y si no lo proponen para rector, avalarán al candidato de éste, para así controlar la rectoría de la casa de estudios superior más grande del país.

“Todo cambio genera conflictos y resistencia. Vamos a proponer cambios, y el primero será en la Facultad de Educación, en la cual lleva años al frente Alejandro Genet. En este momento hay postulaciones de parte de Mariela Avendaño y Yáder Franco”, dijo el dirigente estudiantil.

No hay violación a la Ley

El vicerrector Cisneros afirmó que no se ha violado la Ley de Autonomía Universitaria, Ley 89, pues el artículo 45 establece, que es al Consejo Universitario, en este caso la UNAN-Managua, al que le corresponde definir la estructura y funcionamiento de los Centros Universitarios Regionales, CUR.

“En ese contexto, en 2006 se elevó al CUR de Estelí, a rango de Facultad. También nos apoyamos en el artículo 16 de la Ley 89, en los incisos 1 y 2, donde se le da facultades al Consejo Universitario a “dictar sus propios reglamentos internos y aprobar los Estatutos y los diferentes reglamentos”.