•  |
  •  |
  • END

El enredo y confusión que ha generado el gobierno del presidente Daniel Ortega al anunciar el otorgamiento del “bono regalo”, también tocó las puertas de la Policía Nacional, ya que el comisionado general Javier Meynard, Subdirector de esta institución, afirmó desconocer en qué lugar tendrán que cobrar los 529 córdobas los oficiales, a la vez que señaló la preocupación que existe por los bajos salarios de los agentes del orden y el raquítico presupuesto de la Policía.

“Estamos viendo cómo se va a hacer (el pago del bono), todavía no sabemos, estamos en eso”, aseguró Meynard, quien se suma a la lista de personas que desconocen los mecanismos de entrega del dinero, luego que el presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, señaló que no va a hacerse uso de las estructuras del Estado para la distribución del mismo.

El comisionado explicó que desde que asumió el poder Ortega, en enero de 2007, hasta la fecha, ha dado 128 millones de córdobas a la Policía para incrementos salariales de los oficiales, monto inferior a lo otorgado por el mandatario al Ejército de Nicaragua, que es de 134 millones en el mismo período, a sabiendas de que la autoridad policial tiene mayores funciones y obligaciones con la ciudadanía. A pesar de esto, dice que los policías están agradecidos con el Presidente por el apoyo recibido.

El Comandante en Jefe del Ejército, general Julio César Avilés Castillo, dio a conocer esa cifra otorgada por Ortega, a quien agradeció esta semana el respaldo económico a la institución, cuyos miembros se sienten “contentos” con la ayuda presidencial, según las propias palabras del jefe militar.

Ortega los olvidó en 2007

Según datos de la Policía, cuando el presidente Ortega retomó el poder no dio ni un “peso” para aumentos salariales de los oficiales en 2007; fue hasta en 2008 que aprobó 75 millones de córdobas y 31 millones en 2009, pero la cifra siguió bajando, y este año apenas otorgó 22 millones para los agentes del orden, quienes no han recibido un real reajuste salarial.

Policías de línea, que para evitar represalias prefirieron omitir sus nombres, dijeron que en 2008 y en 2009 no les dieron incrementos salariales, y que la administración se limitó a darles el 3 por ciento para compensar el deslizamiento de la moneda. Agregaron que este año ni siquiera les han “tapado este parche”.

“Eso tiene que ver con la situación de los últimos años, entonces, más que todo, los incrementos que se han dado han sido más ajustes salariales que incrementos reales para mantener el salario más o menos, de acuerdo con la movilidad de la moneda”, explicó el jefe policial, quien justificó la situación diciendo que la Policía se desplaza en dos grandes dilemas: crecer en número de oficiales y aumentar los salarios de éstos.

Bajos ingresos, pero alta eficacia

La jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, indicó que el presupuesto con que cuenta la esta institución es de 50 millones de dólares, uno de los más bajos de la región, pero que la efectividad policial es buena a pesar de las adversidades.

“Lo importante es lo que les decía, nosotros obtenemos resultados similares o mejores que Panamá con 50 millones de dólares, cuando ellos tienen un presupuesto de 250 millones de dólares, entonces creo que aquí lo importante es valorar el compromiso, la disposición, la mística de trabajo de esta Policía”, expresó Granera.

“Es una preocupación constante (los bajos salarios), nosotros siempre hemos tenido en el área centroamericana los salarios más bajos, y no deja de ser siempre una lógica necesaria que tengas que ver que la gente esté bien… nosotros nos ajustamos, en este caso, a las medidas que se han establecido. Sí hemos pedido que en este momento, efectivamente, se amplíe la posibilidad de (ingresar) más policías”, explicó Meynard.