Fermín López
  •  |
  •  |
  • END

Puerto Cabezas
Después de cinco días de tranques y de mantener paralizado el tráfico vehicular y de personas en la vía Puerto Cabezas-Las Minas, una comisión formada por líderes de Tasba Pri se comprometió a levantar los tranques y a mantener el diálogo y la comunicación para promover la paz, la armonía y la convivencia pacífica en beneficio de todos los habitantes de la RAAN y del país.

Una delegación del gobierno central presidida por el comandante Lumberto Campbell, después de escuchar las demandas de los representantes de Tasba Pri, acordó que los gobiernos central y regional establecerán las normativas y procedimientos definitivos para facilitar la protección contra incendios forestales, aprovechamiento forestal y reforestación del área que ocupan las comunidades de Tasba Pri y que fue afectada por el huracán Félix.

Entre los acuerdos está que nadie podrá sacar ni un solo árbol del área, al contrario de lo que planteaban los comunitarios, que pretendían negociar la madera tumbada por el huracán con quienes ellos quisieran.

De la misma manera, el gobierno se comprometió a entregar a lo inmediato 12 mil láminas de zinc, las que serán enviadas a las comunidades a partir del 2 de febrero del corriente año. Adicionalmente, cada 15 días se entregarán seis mil láminas de zinc hasta completar 56 mil láminas que es la demanda presentada por el territorio.

Prometen 144 toneladas de alimentos
Además, a través del Sinapred se entregará 144 toneladas de alimentos, disponiendo a lo inmediato de cuatro rastras que están en la comunidad de Sahsa, con lo cual se cubrirá el déficit de alimentos que entrega el PMA a más tardar el 6 de febrero del mes en curso.

La demanda referida a la demarcación de sus tierras, declarando territorio independiente y reconociendo las propiedades privadas, se hará con base en los procedimientos técnicos ya establecidos en la Ley 445, con la esperanza de que para diciembre puedan entregar los primeros títulos en ese territorio.

Para concluir y cumplir con el compromiso que el Presidente de la República Daniel Ortega asumió el pasado 6 de septiembre, el gobierno central, a través de ENEL, instalará una planta eléctrica con capacidad de 120 KW, cuatro veces más potente que la que estaba. El compromiso es realizar el traslado el próximo 7 de febrero del presente año.

La reunión tuvo su final feliz a eso de las nueve de la noche de ayer, y todos los presentes firmaron el acta.