•   MASAYA  |
  •  |
  •  |
  • END

El juez de audiencia de Masaya, Leonel Alfaro, pasó a juicio, para el 12 de julio, los dos casos del taxista Jorge Barrera, y le mantuvo la prisión preventiva.

El primer delito del que se acusa al taxista es violación agravada en contra de la trabajadora de la Colectiva de Mujeres. Ese juicio será a las nueve de la mañana, y a las dos de la tarde se llevará a cabo el segundo, por un delito ocurrido hace dos años.

Durante la audiencia estuvieron presentes los familiares y vecinos del taxista, Jorge Barrera, quienes con pancartas en mano pedían la libertad de éste.

El padre del acusado, Jorge Barrera Álvarez, dijo que lo que le están haciendo a su hijo es un montaje, porque hace cuatro meses su retoño había sido enjuiciado, pero salió libre de la acusación.

Denunció que a su hijo no le han permitido tener un defensor, ni de oficio ni privado, por tal razón insistió en lo del montaje.

Mujeres piden justicia
Por otro lado, féminas de Ixchen, de la Red de Mujeres y de la Colectiva de Mujeres, estuvieron también en la audiencia con mantas y pancartas pidiendo justicia.

Clemen Altamirano, representante de la Colectiva de Mujeres de Masaya, dijo que el juez Alfaro estuvo apegado a derecho.

“Creo que en este caso se va a hacer justicia, es lo que las mujeres queremos, pero que también se haga con las otras víctimas, porque prácticamente (Barrera) es un depredador sexual”, expresó Altamirano.

Asimismo, hizo el llamado a los taxistas para que limpien sus filas de gente como Barrera, quien tiene un historial de delitos.

Al terminar la audiencia, en el parqueo del complejo judicial hubo un altercado entre ambas partes, pero por la intervención de la Policía de Masaya, no pasó a más.