Edwin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

Los fundadores de la Iglesia Católica en Nicaragua en el siglo XVI, dejarán el Sitio Histórico “Ruinas de León Viejo”, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, para ser inhumados en el lugar destinado a los obispos, en el sótano, bajo el altar de la Catedral Metropolitana de León.

El acto será en una ceremonia especial el 26 de febrero, cuando se cumpla el 458 aniversario del asesinato --a manos de Hernando y Rodrigo Contreras, nietos de Pedrarias Dávila--, de fray Antonio Valdivieso.

Junto con el defensor de los derechos de los indios, serán también trasladados los restos de fray Diego Álvarez Osorio y de fray Francisco de Mendavía. Valdivieso fue muerto en 1550 en la catedral de León Viejo, donde las osamentas fueron localizadas en 2001, durante las excavaciones dirigidas por los arqueólogos Ramiro García y Edgard Espinoza.

Se ha atribuido a esta muerte violenta el surgimiento de la leyenda del “padre sin cabeza” que se extendió a todo el país, entre tantos cuentos de aparecidos. Además, se le menciona como la supuesta causa por la cual León finalmente fue abandonado, producto de una maldición que cayó por el horripilante hecho.

La ingeniera Auxiliadora Pérez, Directora del Sitio Histórico Ruinas de León Viejo, aseguró que la exhumación se hizo conforme a las técnicas adecuadas para no provocar ningún daño. “Están resguardados por la seguridad interna, y aunque hubo polémica sobre el destino de los mismos, nunca fueron abandonados ni tirados por ahí”.

Bien cuidados
A su juicio, el traslado no afectará el atractivo turístico del lugar, y el mismo será completado con un edificio que albergue una sala de interpretación, para mostrar la historia del lugar, además, que haya diferentes salas de exposición.

Los que todavía quedan, al parecer para siempre, serán los huesos no tan gloriosos del propio Pedrarias Dávila y de su capitán, mandado a decapitar por él, Francisco Hernández de Córdoba.

Sin embargo, hay otras osamentas de los primeros residentes de origen español de los cuales no se conoce sus nombres. También hay restos de niños y de los habitantes originarios del lugar.

“El sitio no deja de tener la importancia que posee. Sigue siendo valioso por el hecho de que ahí sigan los restos de indios y españoles. Nosotros vamos a hacer nuestro guión museográfico que nos diga quiénes eran, cómo eran, cuáles fueron sus misiones, cómo fueron encontrados. Esto significa que va a ser importante y vamos a representar e interpretar esa parte de la historia”, indicó la funcionaria.

En la capilla donde está Francisco Hernández de Córdoba, hay diversas bóvedas pequeñas, donde se localizan otros restos a los cuales se les da mantenimiento permanente; cada cierto tiempo se llevan especialistas del departamento de Restauración del Instituto Nicaragüense de Cultura.

¿No podría haber deterioro en el traslado de los restos de los tres obispos?
Fueron exhumados aplicando las medidas de seguridad en conservación, y toda la gente que tiene que ver en esto trabajará para el traslado el 26 de febrero. Serán luego ubicados en el área destinada a los obispos, bajo el altar, en la Catedral de León.

Ellos están bien resguardados, y se pide a la Iglesia Católica que nombre un representante que sea testigo y garante de que, efectivamente, las cosas se están haciendo bien hechas, con las mejores técnicas de conservación y que no se está causando ningún daño ni deterioro.

Taller para artesanos
La ingeniera Pérez dijo, por otra parte, que terminan el acondicionamiento de una escuela taller de artesanía, donde se va a dar clases a la gente de la comunidad y se les enseñará un oficio en la elaboración de artesanía.

El Instituto Nicaragüense de Cultura, con fondos propios, le va a facilitar también un lugar donde puedan venderle a los visitantes.

El edificio de la escuela se equiparará con hornos, mesas, sillas, barro, todo lo que los alumnos van a necesitar para el aprendizaje. Por supuesto, se hará una convocatoria para medir las aptitudes de los interesados de la comunidad.

Como parte de las mejoras, se acondicionaron los servicios sanitarios para los dos géneros, se amplía el cercado perimetral del sitio, porque se han introducido animales, y gente que va en busca de algún garrobo penetra en el lugar, causando en cierta medida el deterioro, informó la ingeniera Pérez.

En ese orden, terminaron 80 metros lineales, y con fondos de inversión pública seguirán con otros 100 metros lineales más.


Homenaje a fray Valdivieso
Cada miércoles en el INC, la figura de fray Antonio Valdivieso ha sido objeto de conferencias. La primera fue dictada por el escritor Jorge Eduardo Arellano, quien abordó aspectos relevantes de la vida del mártir. Alba Obando, el último miércoles, versó sobre la misión evangelizadora, y el próximo 6 de febrero, el arqueólogo Ramiro García disertará sobre los hallazgos de los tres primeros obispos fundadores.

Se tiene programado que un representante de los Dominicos en Nicaragua hablará sobre la orden a la cual pertenecía Valdivieso. La última conferencia será dictada por el doctor Zúniga, acerca de la historia eclesiástica, la Iglesia y los obispos. El ciclo se cierra con el traslado de los restos de los religiosos a León.