•  |
  •  |
  • END

La reciente normativa de la Ley de Adeudos, conocida como Ley de Moratoria, que el sábado pasado hizo pública la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras, Siboif, ha vuelto a “calentar” los ánimos del Movimiento del No Pago, que ve llegar, en el corto plazo, un “conflicto social” por la nueva disposición.

Ayer, el líder del Movimiento, Omar Vílchez, adelantó a EL NUEVO DIARIO que sólo van a cumplir con entregar, a las microfinancieras, las cartas donde solicitan “reestructuración de sus deudas” para definir “acciones de lucha”.

Ya que “la normativa lo que ha hecho es reformar la Ley a favor de las microfinancieras, pues sube el techo de la tasa de interés con los cargos que incluye, hace exclusiones de deudores, e imposibilita recuperar las propiedades que ya han sido embargadas por las financieras, de modo tal que al menos 2,500 pequeños productores y comerciantes no podrán recuperar ni sus fincas ni sus casas”, argumentó.

El Movimiento tiene hasta el 12 de mayo próximo para materializar su intención de reestructuración. “Después de ese día vamos a tomar medidas, mañana (hoy) vamos analizar el impacto y los escenarios”, sostuvo Vílchez.

En tres días se aplica
Mientras tanto, el presidente de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, Asomif, René Romero, dijo que la normativa se comenzará a aplicar a partir del 13 de mayo, tal como lo establece la Ley.

“Vamos a acatarla”, enfatizó. Romero refirió que, a la fecha, están enfocados en recibir las intenciones de reestructuración. “Tras esto, vamos a analizar, a revisar cada solicitud, para luego arrancar con el proceso de reestructuración de deudas”, planteó.

El líder empresarial evitó precisar cuántos son los deudores que se han acercado a las entidades para presentar su solicitud de renegociación de deuda. Pero sí afirmó, que ni el 50% de los miembros del Movimiento del No Pago han cumplido con ese paso establecido en la Ley de Adeudos.

No obstante, Vílchez aseguró que sus “cinco mil” miembros cumplirán con esa indicación. “Eso lo garantizamos. Al 12 de mayo todos habrán presentado esa solicitud, pero vamos a replantear la situación, porque la normativa a quien viene a proteger es a las microfinancieras, lo que quiere decir que, lamentablemente, volvemos a donde empezamos: al conflicto”, apuntó.

EL NUEVO DIARIO intentó conocer la posición del titular de la Siboif, Víctor Urcuyo, pero no se localizó. Tampoco fue posible conocer la reacción del titular del Banco Central de Nicaragua, BCN, Antenor Rosales, entidad que no ha estado al margen del proceso de elaboración de la resolución.

Los artículos que inquietan

El Movimiento del No Pago rechaza de entrada los artículos cinco, ocho y diez de la normativa.

El artículo cinco está relacionado con la renegociación, y entre otras cosas indica que: “… los deudores que no demuestren capacidad de pago frente al análisis que se les realice, o que no presenten la debida cobertura de garantías, no podrán reestructurar sus adeudos”.

El líder del Movimiento, Omar Vílchez, mencionó al respecto “que la mayoría de los miembros de su Movimiento quedarán fuera porque no tiene capacidad de pago”.

Otro artículo que cuestiona es el número ocho, que habla de la dispensa, y refiere que “…se exceptúan de la dispensa el pago de los intereses corrientes acumulados, el mantenimiento de valor, los avalúos sobre las garantías ofrecidas por los deudores para la renegociación, los gastos legales de la reestructuración, y el pago de tasas, impuestos y aranceles por inscripción de dichas garantías”.

Vílchez destacó que con esos cargos, el techo de la tasa de interés con la que renegociarán, alcanzará el 18 ó 20%. “No el 16% como lo establece la Ley de Adeudos”, recordó.

Otro artículo con el que no están de acuerdo es el número 10, vinculado a la suspensión de acciones legales, ya que en éste se exceptúan, por ejemplo, los casos cuando se trate de sentencias firmes o materializadas que declaren la adjudicación de bienes a favor de la microfinanciera o de un tercero. “Pero en la Ley de Adeudos no existe esa excepción”, puntualizó.