•  |
  •  |
  • END

Alrededor de cuarenta trabajadores del Instituto de Desarrollo Rural (IDR) recibieron sus cartas de despido el pasado 31 de enero. De acuerdo con los trabajadores cesados, en las cartas no se explican las razones del despido, sin embargo, mostraron su consternación porque la estabilidad prometida en febrero del año pasado ya se acabó.

“A nosotros nos dijeron que no se despediría a nadie, y la verdad es que aparte de los directores, todos quedamos trabajando, los técnicos, los administrativos pero ahora esto es un golpe, porque el despido es masivo”, expresaron.

EL NUEVO DIARIO se comunicó con el Ministerio del Trabajo para solicitar información sobre el caso, pero expresaron que la oficina a cargo de esta situación es la oficina de Gestión Pública del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, por tratarse de trabajadores del Estado.

De acuerdo con la Ley de Servicio Civil, el Estado puede prescindir de los trabajadores, aun cuando estén protegidos por la Ley de Carrera de Servicio Civil, si el Estado señala que hay “reestructuración” en sus dependencias.