•  |
  •  |
  • END

Una de cal y otra de arena para la Policía Nacional. Ayer la jefa de esta institución, primera comisionada Aminta Granera, aseguró que ya están tras las rejas dos jóvenes que pertenecen a la Unión Nacional de Estudiantes (UNEN) que participaron en la salvaje golpiza contra el estudiante universitario Everth Osmar Ruiz, pero por otro lado, aceptó que la Policía no ejerce ningún control sobre el uso de los morteros.

“Con los presuntos autores identificados: Alexander Javier Castillo Tinoco y Everth Alvarado, de generales desconocidas, ambos presuntos autores se encuentran detenidos en la Dirección de Auxilio Judicial. El expediente es exhaustivo, tiene 29 páginas, contiene la denuncia, la declaración de ofendido de la víctima, siete declaraciones testificales sobre los hechos, el oficio al Instituto de Medicina Legal, el dictamen del médico legal, el recibo de ocupación de evidencias, 10 actas de reconocimiento fotográfico de los presuntos autores, resultados negativos de antecedentes de los presuntos autores”, aseguró Granera.

Everth Osmar Ruiz, estudiante de la carrera de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), el pasado martes fue amenazado con una pistola, golpeado a batazos y con un tubo lanzamorteros, a patadas y a puñetazos por Castillo Tinoco, Everth Alvarado, alias “Chico Cayo”, y otros miembros de la Unión Nacional de Estudiantes (UNEN) que hasta ayer mantenían los portones de esta Alma Máter cerrados.

Granera explicó que a las dos de la madrugada de ayer terminaron de elaborar el expediente número 02866-2010 que ya fue remitido a la Fiscalía de Managua a las 10: 25 minutos de la madrugada de ayer.

Alexander Javier Castillo Tinoco, estudiante de la carrera de Literatura en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), este miércoles negó que portara un arma de fuego para amenazar a otros alumnos, pero aceptó haberle robado la mochila al estudiante de Medicina, mientras dirigentes estudiantiles que se oponen a la toma de las instalaciones afirmaron que “Chico Cayo”, estudiante de Electrónica, fue el joven que andaba armado.

No hay contra los morteros

En el marco de la reunión que sostuvieron ayer la primera comisionada, el magistrado Francisco Rosales, y la ministra de Gobernación con representantes de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), Granera respondió que no han hecho nada para controlar ni para prohibir el uso de los morteros en las confrontaciones y manifestaciones de diferente índole en el país.

Representantes de la OMTC preguntaron a la jefa policial si ha habido investigaciones en contra de las personas que usan morteros, y la respuesta policial, aunque nada alentadora para la población, fue sincera.

“No hemos hecho nosotros ni la prohibición ni la investigación del uso de morteros, no la hemos hecho, no se ha hecho”, fue la respuesta de la directora, mientras una representante del organismo insistía: “No entiendo, si la ley lo prohíbe”.

La ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, se limitó a decir que trabajarán en coordinación con la Policía para ver qué medidas implementarán sobre el uso de los morteros, pero no aclaró si prohibirán y controlarán los mismos.

“En la ley hay que ver todas las medidas que especifica y los reglamentos que establece la Policía a través de la DAEM (Dirección de Armas, Explosivos y Municiones), que es la secretaria ejecutiva de esta comisión multidisciplinaria, con ella vamos a tomar las medidas”, fue la respuesta confusa que dio Morales.