•  |
  •  |
  • END

Un sinnúmero de “clínicas de garaje” y algunas empresas médicas previsionales realizan paradójicos abusos con los pacientes. Las primeras les ordenan a sus médicos realizar exámenes de laboratorio con el único objetivo de sacar dinero a “los clientes”, mientras que las segundas les niegan este derecho a sus asegurados, aparentemente bajo la lenidad del Ministerio de Salud, Minsa, y del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS.

Bonos por exámenes
El Centro de Diagnóstico Americano, CDA, extiende memorandos a sus galenos exigiéndole una cantidad determinada de exámenes, y si no cumple con la norma, obtiene un bajo porcentaje de efectividad, por lo tanto, no aplica al bono que extiende la misma empresa.

EL NUEVO DIARIO obtuvo una copia de uno de los memorandos, emitido por CDA, en septiembre del año pasado, el que dice literalmente: “Por medio de la presente le estamos informando que con el objetivo de estimular e incentivar a ustedes que son parte de la base fundamental de la empresa, en la cual nos apoyamos, hemos considerado realizar la siguiente modificación para alcanzar el Bono de Productividad. A partir de este mes de septiembre”.

El mismo agrega que se debe “cumplir con el parámetro de cuatro exámenes por paciente o consulta”. Esto lo dio a conocer un médico, ex trabajador de este centro, quien prefirió el anonimato y abandonó el lugar por no estar de acuerdo con la política operacional del CDA.

Médicos honestos se retiran
“No quiero quedar bien con nadie, tampoco pretendo atacar a alguien, pero el Centro de Diagnóstico Americano está funcionando mal y lamentablemente es con el beneplácito del Minsa. Ahí realizan exámenes médicos que realmente son una farsa o una estafa. Para ellos trabajé dos semanas y muchos de mis colegas se han ido porque también son honestos”, denunció la fuente.

Asimismo, señaló que muchos pacientes que asisten a esta unidad son de escasos recursos y llegan porque los precios por consulta y examen son “favorables”, sin embargo, desconocen que le inventan un sinnúmero de exámenes innecesarios, los que además realizan con equipos obsoletos, inservibles.

El NUEVO DIARIO visitó una de las ocho sucursales que tiene el CDA, en diferentes puntos de Managua y Matagalpa, en la que pudo constatar la versión del médico, a través de los mismos pacientes, quienes inocentemente confesaron que se les recetaba más de cuatro exámenes por consulta.

Otra de las fuentes consultadas aseguró que el Minsa conoce todas las condiciones de funcionamiento de estos centros, pero no hace nada para regularlos, porque sus mismas unidades presentan las mismas deficiencias.

“Si la oficina de regulación del Minsa, la que está encargada de acreditar este tipo de instituciones, supervisara todos los centros públicos del país, terminaría cerrando la mitad de sus unidades, porque no cumplen con todos los requerimientos para operar”, afirmó el informante.

Indicó que con pesar observa cómo hasta que se dan situaciones como la de la muerte de la señora Alicia Indira Fernández, en el Centro Médico Americano S. A., Cemasa, es que las autoridades se alertan y actúan.

“Tuvo que fallecer Alicia Indira para que el Minsa se diera cuenta de que el Centro Médico Americano S. A. no cuenta con Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, sin embargo, hay hospitales públicos que tampoco la tienen, como el de Juigalpa y Rivas, ¿será que el Minsa va a esperar que haya otra víctima fatal para hacer algo al respecto?”, cuestionó.

Algunas previsionales
Por otro lado, la fuente indicó que en algunas Empresas Médicas Previsionales les niegan a sus asegurados una variedad de exámenes o medicamentos que están dentro de la cartera de servicios, aduciendo lo contrario.

“Ahí se juega con la vida de los seres humanos. Las Previsionales no son centros de caridad, por el contrario, son empresas con fines de lucro, por lo tanto no les conviene que lleguen pacientes asegurados que les generan demasiados gastos. El objetivo es enriquecerse a toda costa”, apuntó.

De igual manera denunció que el Hospital Médicos Unidos tiene un sistema de cámaras de televisión para vigilar a sus trabajadores, las que, según la fuente, es bueno que estén en la entrada y en el área de caja, pero no en la sala de labor o en el quirófano, donde filman a los pacientes cuando están desnudos y ellos no se dan cuenta.

El INSS sabe todo lo que acontece en las previsionales, a como también el Minsa conoce las deficiencias en clínicas privadas, pero ninguna de las entidades hace algo al respecto.

“Aquí se pueden hacer dos razonamientos: uno puede que sean incapaces en desempeñar su trabajo o son cómplices de esa corrupción”, concluyó el galeno.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus