•  |
  •  |
  • END

El embajador de Nicaragua en Perú, Tomás Borge, pronosticó una victoria electoral del presidente Daniel Ortega en los comicios de 2011 y aseguró que después de ello el gobierno orteguista duraría más de 100 años en el poder.

Diversas agencias de cables internacionales destacaron ayer las expresiones del veterano ex guerrillero sandinista, quien ya antes había afirmado que el partido Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, que lidera Ortega, no cedería el poder a otras fuerzas políticas, “pase lo que pase”.

De acuerdo con los despachos noticiosos, el ex ministro del Interior señaló en una radioemisora que el FSLN leal a Ortega “tiene larga vida y sería un retroceso inadmisible que perdiera el poder” en las elecciones de 2011, como ocurrió en 1990, cuando el pueblo votó en su contra tras una década de guerra contra guerrillas financiadas por Estados Unidos.

¿Las mismas frases de 1990?

Borge dijo que la derecha política de este país “está destinada al fracaso”, porque es evidente su “fraccionamiento y división, producto de las ambiciones personales de sus líderes”.

Manifestó también que sería “inadmisible” una derrota electoral del sandinismo en el proceso del próximo año y estimó que ello implicaría “un cambio en la correlación de fuerzas en América Latina, imposible de concebir”.

De acuerdo con los escenarios políticos de Borge, los partidos de la derecha nicaragüense “se quieren enfrentar a un Frente Sandinista que está marchando imparable a una victoria que nadie la va a evitar”.

“Habrá Frente Sandinista hoy, mañana y siempre, más de 100 años, muchos más”, aseguró el embajador, explicando que esa “permanencia” se basaba en que el partido tiene “una raíz profunda en la conciencia del pueblo por liderar los cambios sociales en Nicaragua”.

La “ayudita” de Roberto Rivas y compañía

Ortega aspira a la reelección en 2011 y a la par de “su raíz profunda en la conciencia del pueblo”, está siendo denunciado por organizaciones civiles y políticas de usar los poderes del Estado para agenciarse una reelección, asegurar árbitros electorales afines a su proyecto e intimidar a los opositores con cárcel y violencia.

No es la primera vez que Borges expresa sus deseos de perpetuar a Ortega en la presidencia. El año pasado dijo algo parecido, cuando comentó que le había aconsejado al mandatario quedares en el poder al costo que fuera necesario.

Los 97 años de Ortega

“Le dije a Daniel que esta vez cueste lo que cueste el FSLN no debe permitir el retorno a la derecha en la toma del poder, al costo que sea necesario” y “aquí se puede permitir todo, menos el regreso de la derecha, sería como si nos diera un cáncer terminal, no se puede permitir el regreso del pasado”.

Ortega tampoco se ha quedado atrás en sus aspiraciones de aferrarse al poder. En marzo de 2009 en entrevista al periodista Británico David Frost, dijo que quería repetir como presidente o como primer ministro y vivir en el poder hasta los 97 años que vivió su madre.

“Mi madre vivió noventa y siete años. Y yo espero poder vivir el tiempo suficiente para contribuir a esta nueva etapa de desarrollo de la revolución”, dijo entonces.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus