•  |
  •  |
  • END

Cada vez son más los funcionarios del Ministerio de Salud, Minsa, y de algunas Empresas Médicas Provisionales, EMP, del INSS, que alzan su voz para denunciar las diferentes irregularidades que ocurren a lo interno de ambas entidades con los pacientes.

Durante tres meses, un hospital público aplicó anestesia vencida a sus pacientes, según denunció ayer otro galeno que se sumó a las acusaciones que han hecho sus colegas, sobre anomalías que ocurren en las llamadas “clínicas de garaje” y hasta en las EMP.

Las irregularidades y otras actividades ilícitas se manejan sólo a nivel gremial, por eso los galenos consultados prefieren omitir sus datos personales, sin embargo, revelaron que en un centro del Minsa estuvieron utilizando fármacos vencidos, como relajantes musculares e inductores de anestesia.

Aplicaban más para que surtiera efecto
“Desconocemos si estos productos el Minsa los entregó ya vencidos o se perdieron estando guardados en la farmacia del hospital. Como era lo único que había, eso era lo que utilizábamos. Un fármaco cuando se vence pierde su efectividad, por eso aplicábamos más dosis, esto es delicado porque la anestesia se aplica de acuerdo al peso en kilos del paciente”, confesó el doctor.

Agregó que ni la dirección del hospital se pronunció al respecto y tampoco le informaron a la población que los fármacos existentes habían topado su fecha de caducidad. “Nadie dijo nada, y todos actuamos como si nada estaba pasando, afortunadamente nadie se complicó a causa de los medicamentos suministrados”, añadió el informante.

Entre otras cosas, el Instituto Nicaragüense se Seguridad Social, INSS, extiende una lista con los tratamientos que las previsionales deben recetar a sus asegurados, sin embargo, los altos mandos de algunas de estas empresas emiten su propia lista, en la que le indican a sus médicos, qué debe ofrecer y en otros casos le dice que hay otras medicinas que se brindan sólo con la autorización del director.

Médicos que han trabajado y que trabajan en las llamadas “clínicas de garaje” y en algunas empresas médicas provisionales, han denunciado que en ellas se realizan paradójicos abusos con los pacientes.

Los abusos van desde casos como el de Alicia Indira Fernández, quien murió luego de practicarse varias cirugías a la vez en un centro que no cuenta con las condiciones ni cumple con los procedimientos médicos, hasta clínicas en las que orientan a sus galenos ordenar una cantidad determinada de exámenes, para aplicar a un bono de productividad que les mejore su entrada monetaria.

Otras anomalías
“Por lo general, los medicamentos orientados por los directivos de esas previsionales son de mala calidad y no resuelven los problemas del paciente, esto refleja una visión corta de la salud, porque si se dan medicamentos alternativos, se genera más gastos para sanar al paciente. El seguro no cubre la salud preventiva, es decir, que si uno llega a su previsional a tomarse la presión sólo porque quiere saber cómo está, eso no lo cubre el seguro”, aseveró el médico entrevistado ayer.

Es por eso, según la fuente, que el médico termina recetando lo que le autorizan. “Las normas que extienden en las previsionales son verbales, porque no pueden dejar evidencia de ello, pero los médicos son llamados a la dirección para explicar porqué están recetando muchos medicamentos, exámenes de laboratorios o intervenciones quirúrgicas”, denunció.

“Es increíble la cantidad de derechos que tiene el asegurado y que no conoce, por lo tanto se violentan con facilidad”, afirmó.

Sin cuidados intensivos para neonato
También dijo que existen en el país muchos centros públicos y previsionales que no tienen unidad de cuidados intensivos neonatales, de tal manera que cuando una mujer con un embarazo de alto riesgo, tiene un niño que nace antes de tiempo, los bebés no reciben la atención adecuada, por lo que perecen a los pocos días de nacidos.

“El Minsa podría supervisar todas las previsionales, pero le delegó esa función al INSS, que tampoco lo hace. No existe una evaluación periódica que diga cómo están las clínicas privadas o cómo están los hospitales públicos, porque ya conocen su estado”, sostuvo.

“Perfectamente saben que no se dan los medicamentos, que los procedimientos quirúrgicos se hacen en condiciones inadecuadas. Algunos hospitales públicos utilizan anestesias vencidas, aunque parezca increíble algunas clínicas que funcionan en el país utilizan los hilos menos adecuados para sus operaciones”, manifestó.

Confirma trabajo de END
Según el médico, muchas de las previsionales no tienen un sistema de manejo de los desechos de las operaciones, por lo que botan la placenta, la sangre, las gasas contaminadas, las secreciones, entre otros desperdicios, en una bolsa que se la lleva el camión de la basura de toda la localidad aledaña. Y las sábanas ensangrentadas, por las cirugías, se lavan a mano en un lavadero común y corriente, irregularidades que se mencionaron en un trabajo que realizó este medio el año pasado.

¿Hospital de la Solidaridad será privado?
La fuente también criticó que el nuevo centro que se construye contiguo a la clínica Metrópoli Xolotlán, “Hospital de la Solidaridad”, no es una entidad pública, en donde se brindará una atención gratuita a la población, por el contrario, es una empresa privada que atenderá a quienes puedan pagar por el servicio.

“No se les puede vender a las personas que el Hospital de la Solidaridad, será público, esa es una empresa privada como todas las del Minsa. Esta institución quiere tener una previsional, porque sabe que es un negocio rentable, como también le consta otras se han enriquecido con ello, por eso no quiere perder esa oportunidad”, apuntó.