•   JALAPA, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |
  • END

Doña Rosario Rodríguez, residente del Sector 9 de esta ciudad, se encontraba en el culto de su iglesia evangélica el viernes último, cuando recibió una llamada a su teléfono celular, a través de la que le informaban que su casa se había caído. Lo primero que preguntó fue si sus hijos se encontraban bien. “Gracias a Dios que no les pasó nada”, exclamó.

Una pared del frente de su vivienda, toda construida de adobes, colapsó por la humedad acumulada en el cimiento, producto de las lluvias de mayo. Varios vecinos se solidarizaron con ella, acarreándole adobes nuevos para reconstruir su casita.

Otras 7 familias de la comarca Río Abajo están lidiando con salvar sus casas, ante fuertes corrientes que se forman cada vez que llueve y que provienen de una tabacalera y de la calle que pasa por su zona.

Gente dispuesta a aportar
Henry Colindres Hernández, miembro de las familias afectadas, dijo a EL NUEVO DIARIO que desde que comenzó a llover este año, las noches se han vuelto de sacrificio, porque tienen que estar levantados, guardando enseres, evacuando agua y pendientes de lo que pueda ocurrir con las paredes de adobe.

“Lo extraño es que las lluvias no son tan fuertes, pero de pronto aparece una gran corriente de la carretera que no la podemos parar con nada”, indicó.

Vamos a realizar la gestión ante el alcalde Orlando Zeledón para que nos ayude con una máquina a hacer una cuneta que conduzca las aguas al río Lindo, que pasa a unos 300 metros. “Si nos pide una contribución, pues estamos dispuesto a sacrificarnos, para estar seguros en nuestras viviendas”, apuntó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus