•  |
  •  |
  • END

Las denuncias por mala praxis de los médicos y las irregularidades laborales por las que atraviesa este gremio en las diferentes unidades de salud pública y privada del país, se controlarían de manera eficiente si hubiera un Colegio Médico, porque éste le brindaría una seguridad a toda la ciudadanía en general.

Según galenos que están a favor de la creación de una asociación que los aglutine a todos, el Colegio Médico no está ni debe estar en un escenario político, en el que va a sobresalir uno u otro bando, sino que debe prevalecer un gremio preocupado por la salud de la población nicaragüense, porque con él todos somos beneficiados.

“Nosotros como asociaciones médicas nicaragüenses, en total 46 organizaciones, hemos impulsado leyes para que se conforme el Colegio. Ahorita tenemos inscrita en la Gaceta la Ley de Colegiación y Regulación de la Profesión Médica, pero no se ha conformado ninguna directiva, porque en uno de los artículos dice que es el Ministerio de Salud, Minsa, el que tiene que citarnos, pero no lo ha hecho y ya se le venció el período de convocatoria”, sostuvo la presidenta de la Asociación Médica Nicaragüense, doctora Ivette Pilarte.

Agregó que las asociaciones de las diferentes especialidades se han fortalecido en todo el territorio nacional, para brindar una atención de calidad a los pacientes. Por lo cual, no le parece justo que la gente esté demandando a los médicos, cuando no conoce las condiciones de su quehacer diario, así como tampoco es justo que la población esté pagando porque no hay buenos hilos de cierre de suturas, buena anestesia o por infraestructura deplorable.

“Mientras no se haga una regulación y no se deje salir al Colegio Médico en este país, que es el que va a ayudar a supervisar y a vigilar todo el sistema de salud, todo seguirá de mal en peor. Lo que pretendemos es que cuando la gente vaya a visitar a un doctor, tenga la seguridad de que en verdad es un especialista acreditado y científicamente capacitado para desempeñarse quien lo está atendiendo”, explicó la doctora.

Todo en manos del Minsa

Añadió que en Nicaragua todo lo regula, supervisa y ejecuta el Minsa, sin involucrar a las asociaciones médicas en ninguno de los procesos, ni cuando se acusa judicialmente a un médico perteneciente a una especialidad específica.

Por el contrario, si el Colegio existiera, éste se encargaría de llevar al acusado a un tribunal ético y bioético, donde participarían especialistas en el tema y personalidades de la sociedad civil.

“Actualmente no somos invitados a participar en los seguimientos que da el Minsa, eso es como `si corres te mato y si te quedás también´. Ahorita los médicos estamos manos arriba en cuanto a la defensa, porque no la hay. El Minsa reúne a la gente que hace los análisis, orientan auditoria, pero no hay expertos en la especialidad afectada, muchas veces las asociaciones no se dan cuenta de ello, porque no se les excluye”, afirmó.

Respecto de las complicaciones médicas que se presentan durante las intervenciones médicas, la doctora Pilarte manifestó que gran parte de ellas se debe a los malos equipos utilizados en la misma y que el buen funcionamiento de ellos no lo garantiza el médico, sino a la institución para la cual trabaja.

“El país en sí tiene muchas limitantes en la economía, por eso hay que revisar desde los materiales que se están utilizando para realizar cirugías, hasta el escenario real, como los quirófanos contaminados, y eso no le corresponde al médico supervisarlo, sino a la administración de la unidad”, aseveró.


Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus