Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

En la región centroamericana avances efímeros y, en algunos casos como Nicaragua, retrocesos sentidos son los que marcan la pauta en los derechos de las mujeres y los derechos sexuales y reproductivos, según se revela en un encuentro mesoamericano de organizaciones femeninas.

Luz Marina Torres, coordinadora del Colectivo 8 de Marzo, consideró que la situación es relativamente igual en nuestra región, entre éstos el problema de los embarazos adolescentes, del VIH-Sida, además de la falta de educación en salud sexual y reproductiva.

Luego del intercambio entre países, señaló que Nicaragua no tiene tan agravados algunos de los problemas, como en el caso de los femicidios que en cinco años, en Guatemala hay más de 2 mil mujeres asesinadas, en Honduras la cifra se aproxima a 500 mujeres muertas, mientras en Nicaragua a partir de 2006 la cifra se ha mantenido entre 60 y 79 femicidios, pero las condiciones están dadas al crecimiento principalmente por la impunidad de los agresores.

“Consideró que hay retrocesos y vacíos serios en los derechos de las mujeres y en materia de derechos sexuales y reproductivos de nuestro país. No es posible que haya tanta cantidad de niñas de 14 y 15 años embarazadas. Estamos hablando de 113 menores de edad por cada 1 mil mujeres. Asimismo, el tema de la penalización del aborto terapéutico es un tema crítico para Nicaragua y de entonces a la fecha tenemos 13 muertas por este motivo”, aseveró Torres.

En el caso de Nicaragua la exigencia es que se restituya la Comisión de Lucha contra la Violencia, la Comisión de Lucha contra la Mortalidad Materna, se aplique más acertadamente la educación sexual en el sistema educativo público y que se abran espacios de participación e incidencia para coordinar mejor el trabajo entre organizaciones de mujeres y las instituciones del Gobierno.

Leyes que no se cumplen

Mirna Montenegro, de la organización Instancia para la Salud y el Desarrollo de las Mujeres de Guatemala, indicó que uno de los problemas más sentidos para la educación sexual y reproductiva son los marcos legales donde sí aparece el tema, pero no se cumple.

“La educación sexual y reproductiva debe ser una obligación del Estado, pero hay mucha interferencia religiosa, y en lo operativa hay una educación sexual que no llega a las aulas de clase y por ende tenemos prevalencia de VIH-Sida con el 30 por ciento de portadores menores de 30 años, además de altos niveles de embarazos adolescentes. En el 2009 tenemos 50 mil partos atendidos en niñas entre los 10 y los 19 años”, indicó Montenegro.

Cristina Alvarado, de Honduras, comentó que en su país tienen algunos avances con las guías metodológicas para la educación sexual y reproductiva, pero aún no se cuenta con la aprobación del ministro de educación para su implementación, en principio por la avalancha de críticas de los grupos Provida.

Para Gabriela Rodríguez Ramírez, de México, ahí existe la educación sexual oficial desde los años setentas con enfoque reproductivo, luego se incluyeron los temas de métodos de anticoncepción, prevención del VIH, género y lucha violencia hacia la mujer.

En el caso del aborto hay siete causales que lo permiten y desde hace tres años en México el aborto es por decisión de la mujer, hasta las 12 semanas del embarazo. Asimismo, en 30 años redujeron a la mitad el embarazo adolescente, pero en los últimos diez años están estancados, por la visión conservadora de los gobernantes.

El encuentro mesoamericano fue organizado por el Colectivo 8 de Marzo y el Movimiento Feminista de Nicaragua, con el objetivo de compartir entre los países de la región, el estado de la educación pública y discutir el tema del aborto terapéutico y por elección, así como sus consecuencias para los derechos de las mujeres.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus