•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Dirigentes del sector de transporte urbano colectivo que adquirieron los buses rusos acusaron al gobierno de haberlos estafado con las unidades que trajeron desde el país euroasiático, ya que han sido miles los problemas que han presentado y anunciaron para mañana una marcha con las unidades nuevas, la cual iniciará en la Cooperativa 21 de Enero -contiguo a la Parrales Vallejos- y terminará en las oficinas de Transportes Alba.

“Que nos devuelvan los buses amarillos” clarmaron a una voz los transportistas durante una asamblea gremial en la que participaron las cooperativas de transporte Camilo Ortega, Las Jagüitas, Parrales Vallejos, la unión Regional de Cooperativas (Urecotraco) y la Unión Regional de Transportistas Independientes (Urecotrain).

Todos ellos se reunirían con autoridades del gobierno, de Alba Caruna, Irtramma, pero a la cita solo llegó el representante del Instituto Regulador del Transporte de Municipio de Managua (Irtramma) y del Taller Alba.

Danilo Sánchez, de Urecotraco, dijo que las unidades estaban "dejando en la quiebra" a los transportistas ya que muestran múltiples problemas en el motor, sistema de frenos e incluso con la carrocería.

Jorge Rodríguez, presidente de la cooperativa Camilo Ortega, que adquirió 17 unidades, expuso los múltiples problemas de los buses, que se ve agravado incluso por la falta de repuestos en el país y que para remate tienen que soportar el mal trato en el taller de reparaciones, el cual, según afirman, se ha convertido en una base militar.