•  |
  •  |
  • END

El Ministerio Público (MP) se encuentra preocupado por el incremento en el número de adolescentes que cometen homicidios, asesinatos, violaciones y robos, entre otros delitos en la capital, según indican cifras del año pasado en relación con 2008, mostradas a EL NUEVO DIARIO. En 2009 se procesó a 1,022 chavalos, 446 más que en el período anterior.

La fiscal Nubia Arévalo, Directora de la Unidad Especial para la Adolescencia del Ministerio Público, aseguró que esta instancia conoció 875 causas en contra de adolescentes que infringieron la ley el año pasado, 183 más que en 2008, y ya hasta mayo de 2010 registran 394, por lo que esperan que al final la cifra puede superar la de 2009, debido al comportamiento de la actividad delictiva en los menores.

Del total de causas de 2009, apenas 423 terminaron en acusaciones contra adolescentes, 177 fueron desestimadas, 85 recibieron sobreseimiento definitivo y 181 un sobreseimiento provisional.

Mientras en 2008, del total sólo se acusó en 250 casos, 146 fueron desestimados, 62 recibieron sobreseimiento definitivo, 141 un sobreseimiento provisional y no quedó ningún expediente pendiente.

Robos y asesinatos se dispararon

El año pasado el MP recibió 439 casos donde adolescentes fueron señalados de haber ejecutado robos en sus diferentes modalidades, mientras en 2008 la cifra de robos y hurtos fue de 300.

“Siempre sigue siendo el mayor comportamiento de los delitos contra la propiedad, y sobre todo que vemos una mayor agresividad de los adolescentes en conflicto con la ley de algún tipo de arma para la comisión de los delitos contra la propiedad”, consideró la funcionaria.

En 2008 registraron 131 lesiones, pero en 2009 el número descendió a 105. El año pasado conocieron de 29 homicidios en sus diferentes modalidades, cuatro menos que en 2008. Pero los que sí aumentaron fueron los asesinatos, debido a que en 2008 registraron seis y en 2009, diez.

Sistema Penitenciario confirma

Aunque no precisó números, el primer alguacil Sergio Morales, asesor legal del Sistema Penitenciario de Tipitapa, La Modelo, confirmó que en 2009 ha llegado a cumplir sus penas una cantidad mayor de adolescentes en relación con 2008, pero que este año la llegada de ‘chavalos’ es menor.

“Este año los jueces han implementado medidas alternas a la prisión preventiva, entonces por eso ha disminuido el ingreso de adolescentes, les están dando otras medidas como prisión domiciliar, colaborar con obras sociales, por ejemplo”, aseguró Morales.

El funcionario dijo que los adolescentes son separados en celdas especiales de los adultos y son capacitados en diferentes oficios para facilitarles recursos con los que puedan trabajar, sin embargo, algunos de éstos no desean salir del mundo de la delincuencia.

“Prácticamente el interno adolescente que regresa a la cárcel es el delincuente habitual, pero el que comete un delito por primera vez raramente regresa”, dijo el primer alguacil.

Delitos sexuales bajaron

El año pasado recibieron 55 casos relacionados con delitos sexuales. Entre éstos, 18 violaciones, tres en grado de tentativa, cinco cometidos en contra de menores de 14 años, y dos violaciones agravadas.

En 2008 conocieron de 64 casos de delitos sexuales: 22 por abuso sexual, 29 violaciones consumadas, siete en grado de tentativa, cuatro por estupro y dos por acoso sexual. Aunque la funcionaria no detalló la cifra en este ámbito, la tendencia es de aumento, consideró.

Policía necesita mayor efectividad
La funcionaria recordó que los procesos judiciales donde están involucrados adolescentes, en ocasiones se ven afectados por los vacíos en los expedientes que entrega la Policía. Como ejemplo mencionó que los oficiales cometen el error, a la hora de la detención, de darle tratamiento de adulto a un menor, manteniéndolo retenido 48 horas, cuando sólo debe permanecer 24.

Otra debilidad que ha encontrado en los informes policiales es que los agentes del orden, en ocasiones, no establecen todos los delitos cometidos por el adolescente y sólo mencionan el más grave, obviando los ilícitos menores. Además, señaló que algunos oficiales indican erradamente la edad de los adolescentes, y por eso son llevados los expedientes a juzgados de adultos, lo que hace perder el tiempo y vuelve el proceso judicial más largo.

Policía evade

La comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, evadió el señalamiento de la fiscal, no respondió sobre la supuesta negligencia de los oficiales a la hora de hacer el informe, y tampoco defendió el trabajo de éstos. “No me puedo poner a contestar lo que dice la fiscal, ella tiene su criterio, yo lo que te puedo decir es que hay una instancia donde ellos resuelven sus situaciones y por eso están en constantes reuniones”, aseveró.

Arévalo mencionó que uno de los avances es que la Corte Suprema de Justicia ha creado juzgados de adolescentes en casi todo el país, pero ha quedado pendiente la creación de uno de éstos en el municipio de San Carlos, Río San Juan. Los casos de este lugar son enviados a procesar en el departamento de Chontales, lo que genera retardación de justicia, mayores gastos para las partes involucradas y recarga laboral para los jueces y fiscales de este sector.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus