Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

La amenaza de autoconvocatoria ilícita a Corte Plena de parte de magistrados del FSLN en la Corte Suprema de Justicia, se mantiene latente para hoy, ya que ayer fue suspendida la convocatoria que estaba programada a las 11 de la mañana, según confirmó el doctor Rafael Solís, quien se mantienen en funciones bajo el “decretazo” presidencial.

“Hoy se suspendió, pero habrá Corte Plena. Todavía estoy hablando con unos magistrados”, expresó el doctor Solís.

Hay dos razones partidarias muy importantes para convocar a Corte Plena, y es habilitar la reelección presidencial continua, para garantizar la participación de Daniel Ortega en las próximas elecciones; lo que implica una reforma a la Constitución Política de Nicaragua y el sello final del “decretazo”, que permite que 25 funcionarios se mantengan en sus puestos, mientras la Asamblea Nacional no nombre a los nuevos, comentaron analistas políticos.

“Corte Plena sería ilegal”

Mientras tanto, el presidente de este Poder del Estado, Manuel Martínez, aseguró que toda autoconvocación a Corte Plena es ilegal, puesto que él no ha convocado a nada, como lo mandan la Ley Orgánica del Poder Judicial y la Constitución. Además, no se han definido temas de urgencia para convocar.

“Los magistrados liberales nos reunimos todas las mañanas e hicimos que se calmaran los ánimos, para que no se desestabilice todo aquí en la Corte, porque aparentemente se querían autoconvocar los ocho magistrados sandinistas, incluyendo a Solís y a Cuadra, pero lo correcto es que nos reunamos 12, seis de nosotros y seis de ellos, pero creo que la amenaza se desactivó, pero al final, cada cual es dueño de sus actos”, expresó el magistrado Martínez.

En la primera semana de mayo, los magistrados orteguistas firmaron una carta solicitando al doctor Martínez que convoque a Corte Plena con la mayor brevedad posible, y deje de quebrantar la Ley Orgánica del Poder Judicial (Ley 260), pues desde septiembre del año pasado no ha convocado.

Los magistrados del FSLN argumentaron el artículo 25 de la Ley Orgánica, donde se establece que la Corte en Pleno se reunirá ordinariamente la primera y la tercera semanas de cada mes, y de manera extraordinaria cuando la convoque el presidente o lo solicite por escrito un tercio del total de sus miembros, aprovechando que por el momento son mayoría.

El memorando enviado en esa ocasión fue firmado por los magistrados Francisco Rosales Argüello, Ligia Molina Argüello, Marvin Aguilar García, Armengol Cuadra López, Yadira Centeno González, Alba Luz Ramos Vanegas, Juana Méndez Pérez, y los de facto, Armengol Cuadra López y Rafael Solís.

Martínez manifestó ante esa solicitud que está anuente a reunirse con los magistrados legalmente constituidos, siempre y cuando le muestren la agenda con los temas de urgencia que los llevó a solicitar la Corte Plena.

Ahora sólo queda esperar la sorpresa de todos los miércoles, día de reunión ordinaria de la Sala Constitucional, de donde han salido las últimas violaciones a la Constitución Política.