Heberto Jarquín
  •   Bluefields/ RAAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Los habitantes de los barrios populares de Bluefields y de otras comunidades de la Región Autónoma Atlántico Sur se lanzan a las calles, patios y parques para celebrar el Palo de Mayo, pero salvándola de la contaminación de carnavales y desfiles hípicos, que le restan originalidad a esa tradición.

La principal fiesta de la Costa es en honor a Mayaya, la diosa prodigiosa que es venerada por todos los caribeños por haber ungido con el don infinito de la fertilidad a la tierra y a sus mujeres, según la creencia.

Este año, Carmen Joseph y otros promotores del rescate del Palo de Mayo se han propuesto rescatar la forma original de idolatrar a Mayaya. “Hemos organizado grupos de música con instrumentos acústicos, tales como banjos, quijongos, rayadores de coco, guitarras, tambores y algunos pitos como saxofones, trompetas y trombones”, explicó.

La señora Joseph, que encabeza el popular grupo de danza “Las Legendarias de Old Bank”, explicó que este año se bailará de forma espontánea con vestidos típicos (largos y coloridos), sin coreografías ni movimientos eróticos.

En tanto, el promotor cultural Leonel Pérez elogió la iniciativa y la creatividad de los habitantes de Bluefields, que no se han sentado a esperar “mecenas”, mientras Israel Linarte, residente en Estados Unidos, lamentó que cada año “contaminan” el baile con desfiles hípicos, ajenos a las tradiciones locales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus