José Leonel Mendoza
  •  |
  •  |
  • Corresponsal Costa Rica / END

Corresponsal Costa Rica
En los próximos días, el gobierno de Costa Rica deberá emprender una cruzada en la búsqueda del apoyo de los países del istmo y República Dominicana, a fin de obtener más tiempo para poner en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC).

No querían llegar a esa situación, sin embargo, los diputados pro TLC (38), al parecer no podrán tener aprobada, antes del 29 de febrero, la agenda de implantación del convenio comercial. Doce leyes necesarias para la vigencia del acuerdo.

El propio presidente Óscar Arias ha expresado “que es inevitable” que dicha negociación con los otros gobiernos se evada, por lo que a mediados de este mes estaría anunciado la solicitud oficial a Estados Unidos y sus vecinos del área.

Algunos sectores a favor del Tratado, incluyendo el gobierno tico, han manifestado sus temores de ese obligado aval que deben dar el resto de naciones firmantes, porque implica poner al país en desventaja ante posibles petitorias o prerrogativas que éstos quieran imponer a Costa Rica.

En el editorial de La Nación, de este sábado, se hacen críticas a la clase política porque estiman que por el actual escenario que atraviesa el país, “ha permitido que otros países de la región se nos adelanten en aprovechar sus ventajas, ha vuelto a generar incertidumbre entre inversionistas y empresarios, ha levantado justificadas dudas internacionales sobre nuestra capacidad para tomar decisiones, y, por ende, ha causado claros perjuicios económicos y diplomáticos a nuestro país”.


Críticas de todas partes
Las críticas y acusaciones de todo tipo han surgido de todas partes, entre los opositores y los pro TLC, pero las que más preocupan a las autoridades costarricenses son las que sostienen que por una falta de consenso nacional se haya puesto al país frente al gobierno sandinista.

Y es que entre los países con los que se debe negociar, se menciona que el más complicado para los ticos es Nicaragua, porque existen antecedentes de “dimes” y “diretes” entre los presidente Óscar Arias y Daniel Ortega.

El caso Nicaragua
Pero no sólo eso hay en el ambiente de las relaciones binacionales, también está la demanda que tiene Costa Rica en contra de Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por la navegación en el río San Juan, y la deuda de unos 600 millones de dólares por parte de la vecina del norte.

Políticos han manifestado que Nicaragua tratará de sacar ventajas, al máximo, en una eventual negociación por el aval a la prórroga, entre ellas, hasta negociar una amnistía para los miles de indocumentados que residen acá.

El tema de la demanda en La Haya parece también estar en los planes nicas, porque en reiteradas ocasiones tanto el mandatario Ortega como el canciller Samuel Santos, han expresado su interés para que Costa Rica retire el caso de la Corte.

A pesar de todo lo que especula o se dice, lo que sí parece estar claro es que el gobierno nica antes de comenzar a negociar su apoyo a la solicitud de prórroga, espera que como “gesto de buena voluntad” de los ticos, se aclare si fueron influidos o no por Colombia para presentar la demanda en La Haya.

leonelmen@gmail.com