Róger Olivas
  • CHINANDEGA |
  • |
  • |
  • END

Miembros de una patrulla de la Policía de Chinandega resguardaron hasta el puesto fronterizo El Guasaule a los trece salvadoreños que a la 1:30 de la tarde del miércoles, fueron blanco de tres sujetos encapuchados armados de revólver, tres kilómetros antes de llegar a ese puesto fronterizo. Casi a las dos de la tarde de ayer, el grupo de cuzcatlecos cruzó la frontera de Honduras con destino a su país, protegidos por el grupo de efectivos desde el Hospital España, de Chinandega.

A escasos metros del límite fronterizo, Paulina Acosta Oertel, Cónsul General de El Salvador en Chinandega, entregó a sus compatriotas a su homólogo en el departamento de Choluteca, Honduras, Erick Hernán.

Un grupo de soldados y policías hondureños garantizó el tránsito del grupo de salvadoreños hasta la frontera El Amatillo, hasta donde llegaron miembros de una comisión independiente de los Derechos Humanos de Honduras, que verificó la entrega a miembros de la Policía Nacional Civil de El Salvador.

Heridos a hospitales salvadoreños

En el ataque de los tres asaltantes hondureños cerca del puesto policial San Jerónimo, departamento de Choluteca, resultaron heridos de bala, Jessica Adely Hernández, de 25 años; José Oswaldo Rodas Cerritos, de 19, y Víctor Manuel Meléndez, de 65 años. Este último conductor del microbús marca Kia placa P531-032. Todos fueron atendidos en el Hospital España, de Chinandega, y remitidos a centros asistenciales salvadoreños para continuar su recuperación.

El chofer, quien recibió un balazo en la frente, relató que los miembros de la patrulla policial hondureña supieron que eran salvadoreños y les preguntaron hacia dónde se enrumbaban.

“Les dijimos que al concierto de Ricardo Arjona, seguro supieron que llevábamos dinero para asaltarnos”, expresó Meléndez, quien presume que en el ataque hay conexión entre policías y mareros.

Los salvadoreños recibieron la solidaridad de otros diez cuzcatlecos que viajaban transbordando autobuses hasta la ciudad de Masaya, para disfrutar del concierto del cantante guatemalteco Ricardo Arjona.

Los afectados esperan que las autoridades hondureñas esclarezcan este caso y capturen a los autores.