•  |
  •  |
  • END

El Presidente de la República, Daniel Ortega, exhortó al gobierno de Colombia a acatar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y reconocer el derecho de Nicaragua sobre el mar territorial, más allá del paralelo 82
La demanda la hizo Ortega anoche durante una reunión con altos funcionarios del Departamento de Estado y de la agencia antidrogas de los Estados Unidos, DEA, lo que podría interpretarse como una petición tácita al gobierno norteamericano para que inste a las autoridades colombianas a cumplir con la resolución judicial.

“Con el fallo de la Corte Internacional, significa que el patrullaje conjunto (entre Nicaragua y Estados Unidos) se tiene que extender en la zona, es decir, que no puede limitarse al paralelo 82. Éste es un tema que tenemos que abordar en la lucha contra el narcotráfico”, señaló el presidente Ortega.

En el encuentro con la Subsecretaria Adjunta de la Dirección de Asuntos Internacionales de Narcóticos del Departamento de Estado, Christy McCampbell, Ortega abordó varios temas, entre ellos la nueva relación con la agencia antidrogas de Estados Unidos; el supuesto pago de salarios a jefes de la Policía Nacional por parte de la DEA, así como el presunto espionaje que realizan agentes estadounidenses en el país; ambos temas desmentidos en su momento por la Embajada estadounidense.

Más recursos

Ortega aprovechó para pedir públicamente más recursos al gobierno de Estados Unidos a fin de hacer más eficaz la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado en Nicaragua y en el resto de la región centroamericana.

Además, el mandatario nicaragüense solicitó financiamiento para ejecutar programas sociales en las comunidades del litoral Atlántico de Nicaragua para erradicar la pobreza en la zona, con el objetivo de “restarle base social” a los cárteles del narcotráfico que “se aprovechan de la pobreza de la gente” para reclutarlos como cooperadores.

En este sentido, Ortega recordó que los cárteles del narcotráfico son capaces de “comprar” a funcionarios policiales, judiciales y gubernamentales en los países donde circula la droga, e incluso, en los mismos Estados Unidos. Por ello, dijo, debería destinarse más recursos para combatir el narcotráfico.

Recurrente con sus CPC

En su alocución, Ortega dijo que la lucha contra el narcotráfico no es una tarea sólo de los funcionarios del gobierno, Ejército o Policía; sino también de “todo el pueblo”, por lo que sugirió que en esta labor se deben involucrar a los Consejos del Poder Ciudadano, CPC.

Por su parte, la Subsecretaria Adjunta de la Dirección de Asuntos Internacionales de Narcóticos del Departamento de Estado, Christy McCampbell, elogió los logros del gobierno en el combate al narcotráfico y comprometió la ayuda de su gobierno para con Nicaragua.

Los temas torales fueron abordados durante una reunión privada en la que también participaron Michael Braun, Jefe de Operaciones de la Administración de Control de Drogas, y David Gaddis, Director Regional de la DEA para México, Centroamérica y Canadá.

Además del presidente Ortega, en el encuentro participaron la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales; el jefe del Ejército de Nicaragua, Omar Halleslevens, y el fiscal general, Julio Centeno Gómez, entre otros funcionarios del gobierno.