•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END


La devolución de una propiedad de mil 600 manzanas a antiguos propietarios en la comunidad Las Mojarras, en el municipio de El Jicaral, departamento de León, desencadenó violencia en contra de las autoridades policiales y judiciales, cuando unos 150 campesinos destruyeron parte del inmueble y la infraestructura del Juzgado Único de Distrito, de dicha localidad.

Los campesinos marcharon este lunes a las 10:00 de la mañana desde la comunidad Las Mojarras hasta el edificio que alberga las oficinas judiciales, donde arremetieron con piedras, machetes y palos, pues carecía de resguardo policial.

Según una fuente policial, los campesinos y ex miembros de la Resistencia Nicaragüense no sólo reclamaron por la devolución de la propiedad que según ellos está bajo su dominio y posesión desde los años 80, sino que exigen a las autoridades municipales, policiales y judiciales la libertad inmediata del líder comarcal Concepción Guardado Mayorga, de 63 años.

El juez local, Miguel Ángel Vílchez, condenó la semana que recién pasó a Guardado Mayorga, a seis años de presidio, por el delito de usurpación al domicilio privado, asociación ilícita para delinquir y despale de áreas privadas en perjuicio de André Bernabé Morales Aguilar, quien recuperó el dominio de la propiedad (finca Santa Rita) de acuerdo con una resolución judicial en donde además participaron el gobierno local y la Intendencia de la Propiedad.

La finca Santa Rita fue otorgada a 48 ex desmovilizados desde los años 80, éstos a su vez conformaron la Cooperativa “Corea Manga”, y desde entonces han permanecido bajo la amenaza de ser desalojados a la fuerza.

El comisionado Douglas Zeledón, jefe de la Policía en León, manifestó vía celular que la situación en dicho municipio se encontraba bajo control.

“Nosotros estamos investigando lo ocurrido el sábado, fue un hecho sin relevancia, unas 60 personas llegaron a la delegación policial y lanzaron piedras, ofensas, únicamente quebraron una ventana, pero inmediatamente todo fue controlado”, dijo Zeledón.

Según el jefe policial, para evitar confrontación con los manifestantes, la Policía utilizó la persuasión. “Ellos (campesinos) llegaron a protestar frente al edificio, estaban tranquilos, y lo mismo sucedió en los juzgados, aunque luego reaccionaron”, refirió el comisionado Zeledón.

La realidad es que este lunes los campesinos rompieron todo lo que encontraron a su paso, y no terminaron de derribar el inmueble, porque lo evitó un grupo de oficiales de la Policía de León que llegaba en ese momento, encabezado por el comisionado Alejandro Ruiz, segundo jefe de la Policía de León.

De acuerdo con la fuente policial, el condenado Concepción Guardado Mayorga, fue trasladado este domingo de las cárceles preventivas de la delegación policial en León hacia El Jicaral, en donde se conformó una Comisión Especial para deliberar su libertad condicional.

André Morales ratifica: “Yo soy el dueño”

André Morales se presentó con documentos en mano a END a confirmar que es el único dueño de la propiedad conocida como “Santa Rita”, la cual está siendo peleada por más de 150 ex combatientes de la Resistencia y desmovilizados del Ejército.

El afectado señala que adquirió la propiedad en 1998, bajo copia escritura pública 19, hecha por la licenciada Juana Mercedes Narváez, quien validó el proceso el 23 de febrero de 1998. “Yo le compré a la cooperativa Juan Ramón Corea Mangas R.L., y tengo papeles que me acreditan como único dueño”.

“Antes de comprar la propiedad, yo les pedí a los socios de la cooperativa que solicitaran al Ministerio del Trabajo una lista con los miembros para así tener un día la cantidad de personas que querían vender, era un requisito indispensable” expresó Morales.

De acuerdo con Morales, la compra se dio sin ningún percance, por lo que procedió a cercar el terreno y a construir, sin pensar que un año después, los mismos miembros de la cooperativa que le vendieron llegarían con palos y machetes a invadir la propiedad.

En esa ocasión, aunque eran más de 150 desmovilizados y estaban armados, no se opusieron al momento en que la Policía leonesa llegó a desalojarlos.

“Desde entonces no cesó la invasión a mis terrenos, en 2009 un grupo bien numeroso se llegó a apropiar de gran parte de la tierra y tuve que recurrir de amparo, el cual me fue concedido por el comisionado mayor Douglas Zeledón”

“Aunque pude sacar a la mayoría, hubo un grupo que se quedó y golpeó a uno de mis cuidadores, de tal manera que lo dejaron grave, también se me comieron dos reses”, añadió Morales.

Respecto a este caso, Morales se refirió al arresto de uno de los ex combatientes: “La Policía lo detuvo porque andaba huyendo, ya que fue de los que participó en la golpiza a mi cuidador, y un juez les dio sentencia de 6 años y dos meses de prisión que iban a cumplir en el penal de Chinandega, pero ya está libre, así que no sé por qué reclaman”, finalizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus