Róger Olivas
  •   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Después de 17 meses del asesinato atroz de sus hijos José Miguel y Dulce María Rivera Alonso, de 24 y de 28 años, respectivamente, junto a otros 13 nicaragüenses y un holandés, en el departamento de Zacapa, Guatemala, María Azucena Alonso expresó que la condena a 820 años de prisión del asesino Juan Carlos Policarpo Chinchilla, es el reflejo de sus ruegos para que prevalezca la justicia.

Alonso y su esposo son el sostén de sus cuatro nietos, hijos de Dulce, quien junto a su hermano José Miguel, viajaron hacia Guatemala en busca de trabajo, cuando fueron cruelmente muertos e incinerados, el 8 de noviembre de 2008, por un grupo de criminales ligados al crimen organizado.

“Ha comenzado a brillar la justicia. Me enteré de la condena de ese hombre a través de los periódicos, mis hijos han dejado un gran vacío, su muerte fue un duro golpe, pero Dios me ha dado fortaleza para seguir adelante en la formación de mis nietos”, indicó la adolorida progenitora.

El padre de los hermanos Rivera Alonso declaró recientemente ante Rosa Velia Baca, juez Primero de Distrito Penal de Chinandega, contra Juan Carlos Policarpo Chinchilla.

El progenitor declaró en calidad de testigo contra el referido criminal, condenado a 820 años de prisión por la titular del Tribunal Primero de Alto Impacto, Jazmín Barrios.

Además de los hermanos Rivera Alonso, fueron asesinados por la banda de delincuentes jefeados por Marvin Montiel Marín, alias “El Taquero”, los chichigalpinos José Abraham Paiz Vanegas, de 35 años, encargado de la excursión; Lorena Teresa Aguilar Aráuz, de 29, y Escman Alberto Vega Aguilar, de 27 años.

También el ocotaleano Jesús Ezequiel Domínguez, de 21 años, y los restantes originarios de León, Los Brasiles, Managua y Chontales: Ramón Aquiles Martínez Marín, de 40 años; Antonio Hernández Rivas, de 32; Griselda Zapata, de 29; Manuel Antonio Ortega, de 39; Brenda Lorena Hernández Blandón y Lidia Sandoval López, ambas de 24 años; Tomasa de los Ángeles Rodríguez, de 40; Martha Reyneris Castro Rivera, propietaria del autobús, y Carlos Miguel Paiz, de 26 años, chofer.

Se conoció que familiares de los asesinados declararon en los juzgados de sus respectivos municipios, en calidad de testigos contra Policarpo Chinchilla.

Capturan a ex policía involucrado en la masacre

Mientras estas reacciones se producían en Nicaragua, agencias noticiosas internacionales daban a conocer desde Guatemala que la policía guatemalteca capturó a un ex agente policial implicado en la referida masacre.

La captura del ex policía Héctor González Morales se realizó este martes en el municipio de Dolores, 500 km al norte de la capital, precisa una nota de prensa.

González, que solicitó su baja de la Policía en 2006, está acusado de asesinato, conspiración y asociaciones ilícitas, detalla el boletín oficial.

El comunicado afirma que el ex policía, de 35 años, “asesinó y luego calcinó a 15 nicaragüenses y a un turista holandés, que viajaban en un bus rumbo a Ciudad de Guatemala”, el 8 de noviembre de 2008.

Otro acusado, Rony Eduardo Terraza, fue condenado a tres años por encubrimiento de la matanza.

Las sentencias se dieron luego del testimonio de otro detenido, Sandro Ramos, quien se adhirió al programa de testigos protegidos y delató a sus ex compañeros. Otro implicado en este caso, Roberto Rivera, de 29 años, fue capturado a principios de este mes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus