•   CIUDAD JUÁREZ / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades de México exigieron al gobierno estadounidense que abra “una investigación a fondo” sobre la muerte de un menor de edad por disparos en un cruce fronterizo en la mexicana Ciudad Juárez, cuando al parecer intentaba pasar hacia Estados Unidos.

El gobierno del Estado mexicano de Chihuahua, donde se encuentra esa urbe fronteriza, confirmó en un comunicado la muerte de Sergio Adrián Hernández, de 14 años, quien falleció en la zona de Puente Negro de esa ciudad, en el Río Bravo.

Las autoridades calificaron el hecho de lamentable y ofrecieron su colaboración “irrestricta” con E.U., para aclarar los hechos. Familiares de la víctima dijeron en el lugar de los hechos que el joven sólo intentaba asomarse al vecino país por el Río Bravo y que cuando regresaba fue perseguido por presuntos agentes estadounidenses de la Patrulla Fronteriza, quienes realizaron los disparos.

Otro caso reciente

Personas allegadas a la víctima aseguraron que pedirán una entrevista con el alcalde de Ciudad Juárez, José Reyes Ferriz, para exigir justicia. Este fallecimiento se produce una semana después de que muriera en un hospital estadounidense el mexicano Anastasio Hernández Rojas, tras haber sido golpeado por agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Hernández, de 35 años, fue agredido salvajemente a golpes por patrulleros fronterizos en las inmediaciones de la garita Tijuana-San Isidro, momentos antes de ser deportado y tras residir durante más de veinte años en San Diego (California, EU), ciudad vecina de la mexicana Tijuana.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos mexicana (CNDH) había condenado la agresión, y denunciado que Hernández Rojas fue golpeado por al menos 20 agentes de la Patrulla Fronteriza, aduaneros y de inmigración “presuntamente por resistirse a su repatriación”.