•  |
  •  |
  • END

Cada mes, un promedio de 52 mujeres reciben en el hospital “Bertha Calderón” la mala noticia de que sufren algún tipo de cáncer. De estos nuevos casos, más de 50 por ciento padecen cáncer de mama.

“Lo más terrible es que son mujeres jóvenes, de 28 a 45 años. La mayoría fallece en sus casas, porque han tratado su mal tardíamente”, dijo ayer la doctora Olga María Chávez, directora del hospital de la mujer, durante la celebración del Día Mundial de lucha contra el Cáncer.

La doctora Chávez explicó que esta patología es la segunda causa de muerte en Nicaragua, después de los accidentes cerebrovasculares, y su curación sigue siendo uno de los grandes retos de la medicina y la ciencia en general.

“Las mujeres mueren jóvenes por causas prevenibles, esta conmemoración es para recordar a las mujeres y a la sociedad los principales factores de riesgo y la importancia del diagnóstico temprano para poder curarse”, afirmó.

La especialista hizo un llamado a las mujeres para que acudan a las unidades de salud y se practiquen pruebas de detección temprana de todas las formas de cáncer en la mujer: de mama, cerviz, ovarios, endometrio y vulva, entre otros.

“Sí se detectan tempranamente es casi seguro que los casos son curables, pero si es tardío las probabilidades de vida son menores”, agregó. Dijo que ese centro de referencia nacional atiende 1,500 consultas de mujeres que tienen algún tipo de cáncer.

Afirmó que el personal ofrece a las mujeres el tratamiento y la atención gratuitamente, y que el tratamiento de quimioterapia, que dan sin costo alguno, en clínicas privadas el ciclo puede costar de 4 mil a 6 mil dólares.