•  |
  •  |
  • END

Siguen siendo un misterio, pero los huesos “prehistóricos” continúan apareciendo en Nueva Segovia, departamento ubicado al norte del país.

Hace un año, trabajadores de una constructora de Ocotal encontraron partes de la rodilla, fémur y vértebras que de entrada parecieran ser de un mamut o de un mastodonte.

El hallazgo, esta vez, ocurrió en Ocotal, cabecera departamental neosegoviana, específicamente en lo que antes fuera el caudaloso Río Coco.

Sin embargo, hasta está semana se supo del descubrimiento, ya que quienes encontraron los huesos temen, entre otras cosas, que haya consecuencias negativas para ellos y el municipio.

El reconocido experto en ortopedia, doctor Acris Aráuz González, mostró a EL NUEVO DIARIO una parte de la rodilla del animal, denominada “cóndilos femorales del hueso femoral de la parte distal”. El doctor Aráuz explicó que un amigo de la constructora se lo regaló y desde entonces lo guarda. Refirió que el hueso en mención pesa entre 14 y 15 libras y mide 30 centímetros.

“Calculo que es entre ocho y diez veces más grande que el de una vaca. Por lo que veo puedo además calcular que era un animal tan grande como un poste de luz, realmente era grande, por eso no sabría decir si es un mamut”, enfatizó.

“Incluso, las vértebras que me mostraron del animal son enormes, cada una como un bloque”, señaló el médico.

Otro hallazgo en Macuelizo

En Ocotal también los lugareños hablan de otros huesos prehistóricos encontrados en el municipio de Macuelizo, a 18 kilómetros de la ciudad en mención.

Pero ningún experto en el tema ha asomado para investigarlo, pese a que antropólogos como Patrick Werner han indicado, desde hace doce años, que la estructura geológica de Nueva Segovia es tan antigua como la de los dinosaurios.

De manera que cuando hay excavaciones o huracanes en la zona, es usual toparse con huesos antiquísimos.

En 1998, cuando el huracán Mitch azotó el departamento, EL NUEVO DIARIO confirmó el hallazgo de un hueso que pesaba 40 libras, con una altura de 75 a 80 centímetros, en el sector de Aguas Calientes, propiamente a la orilla de la quebrada del río La Concepción, situado a cinco kilómetros de Muyuka-Jícaro.

En ese entonces los lugareños destacaron que era o de un mamut o de un dinosaurio. También se conoció que desde 1970 es común encontrarlos. Aunque ningún antropólogo local, a la fecha, se ha dado a la tarea de examinarlos y darle seguimiento al tema.

Atractivos para el turismo

El experto en ortopedia, doctor Acris Aráuz González, lamentó que los huesos prehistóricos que se han encontrado en los últimos años en Nueva Segovia no generen el interés en expertos en el tema, ya que “bien preservados” podrían ser otro atractivo turístico del departamento.