Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

El vigilante René Juan Arbizú, de 36 años, de la empresa Protservasa, recibió prisión preventiva como medida cautelar, y fue acusado como cooperador necesario del delito de disparos con arma de fuego contra la vivienda de la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, quien no aparece como víctima en la acusación. Lo anterior puede ser para evitar exponer a la Directora policial en los Juzgados de Managua, consideró la abogada Xóchitl Picado.

La acusación es hecha por “disparos” con arma de fuego, cuando se informó desde un inicio que se trató de un solo balazo, y en la misma aparece como víctima el subcomisionado Eugenio Aguinaga Rivas, responsable del cuerpo de seguridad de Granera.

El comisionado general Horacio Rocha, Subdirector de la Policía, explicó que “en este caso el responsable de la seguridad era el subcomisionado Aguinaga, entonces se está violentando un sistema de seguridad y él es quien está ejerciendo la acción penal… no estamos haciendo nada incorrecto”. Agregó que establecieron el delito contra el vigilante apegado a lo que establece el Código Penal vigente, el cual faculta a la Policía para realizar acusaciones.

Fiscalía no metió mano

El Fiscal General de la República, Julio Centeno, aseguró que la acusación quedó a exclusividad de la Policía, debido a que se determinó que fue una falta penal, “porque no tiene los elementos suficientes constitutivos de un delito, no hay todos los nexos ni los presupuestos que la ley establece para que constituya un delito, pues, no pudimos establecer si existe una voluntad, un móvil”.

El comisionado general Carlos Palacios aseveró este martes que el guarda de seguridad tenía bajo su responsabilidad el arma que disparó el proyectil calibre 357, según peritaje realizado por el Laboratorio de Criminalística, pero el detenido negó haber disparado debido a que ese día estaba en León y no en Managua.