•  |
  •  |
  • END

El cruce de El Dorado podría ser reabierto a finales de este mes, según informó el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, pero señaló que falta todavía una segunda etapa, que será concluida el próximo año.

“Nosotros hemos duplicado la capacidad de caudal del cauce, pero ha resultado insuficiente para las precipitaciones que ha sufrido Managua en los últimos días”, indicó Moreno, y aseguró que las obras hidráulicas del cauce ya están terminadas.

Afirmó que el cauce se rebalsó debido a dos factores: “El volumen de agua es mayor, y las obras de la primera etapa fueron concluidas este año, pero han sido totalmente terminadas”.

Sin embargo, indicó que para el próximo año, según la proyección presupuestaria, está previsto ejecutar la segunda etapa.

Una segunda etapa de la cual todavía no se conocen los detalles, ya que el funcionario no ahondó en ellos.

“En tanto, la primera y la segunda etapas no se empalmen, seguramente vamos a tener que seguir sufriendo este tipo de crisis”, subrayó.

Pero aseguró que la municipalidad no se quedará de brazos cruzados, ya que mientras, realizarán obras de mitigación para enfrentar las inundaciones.

Managua, una ciudad vulnerable

Managua es una ciudad que cada año se vuelve más vulnerable a las inundaciones provocadas por las lluvias, afirman expertos ambientalistas y de urbanización, que participaron en el foro La regulación y control del uso del suelo.

Las urbanizaciones desordenadas en la parte alta de la subcuenca sur, que provoca que cada vez las corrientes sean más fuertes, al no tener ninguna retención natural, son parte del problema.

“No podemos prohibir el desarrollo de las urbanizaciones, pero sí es necesario ordenarlo”, explicó Moreno, quien aseguró que están trabajando en la elaboración de un plan maestro de la capital.

Por su parte, Daysi Torres resaltó la necesidad de ordenar la capital, evitando el crecimiento desorganizado de las urbanizaciones y de los asentamientos.

También está la pésima costumbre de la población de tirar la basura donde mejor le parece, lo cual provoca la saturación de los cauces, drenajes, alcantarillas, e implica un enorme gasto para la comuna, que cada año gasta 40 millones de córdobas en recogerla.

Según datos de la misma alcaldía, alrededor de 300 toneladas métricas de basura se quedan diariamente sin recolectar en la capital, la cual permanece en las calles o va a parar a los cauces o tuberías de drenaje.

Expertos que participaron en el foro, señalaron que la situación de la capital es crítica, y no por los últimos aguaceros, sino desde hace varios años.

El arquitecto José Milán, consultor de la Alcaldía de Managua, demandó medidas urgentes para revertir la situación de la capital.

El también experto ambiental Leonardo Icaza, asesor de la Dirección de Urbanismo de la comuna, señaló que el desordenado desarrollo de la capital también ha provocado que disminuya la capacidad de absorción de agua de los acuíferos que abastecen a la ciudad, ya que se ha construido sobre ellos.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus