•   SAN CARLOS, RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Documentos personales que aparentemente la víctima protegió en su cabeza, bajo una gorra, permitieron identificar a Milton Fidel Hernández Castro, de 41 años, cuyo cadáver descompuesto fue encontrado ayer. La Policía atribuye su muerte al crimen organizado.

El jefe de la Policía en Río San Juan, comisionado Magdiel Pérez, informó que el pasado martes, a eso de las 5:30 de la tarde, un facilitador judicial reportó a la delegación de San Miguel el hallazgo de un cadáver que era devorado por aves de rapiña, hecho que fue confirmado por los agentes policiales del municipio.

El miércoles la Policía y un forense llegaron a una hondonada cerca del puente Tepenaguazape, sobre la carretera San Carlos-Acoyapa, y encontraron el cuerpo del infortunado hombre, que ya no poseía su rostro, pero por la ropa, su compañera de vida lo reconoció.

Pasada de cuentas

Según el jefe policial, en la parte trasera del cuero cabelludo encontraron su cédula, y en el escenario del crimen también estaba un permiso de navegación, porque Hernández poseía una embarcación y se dedicaba al transporte acuático y al comercio de ganado.

Según el jefe policial, la víctima recibió dos tiros mortales, y por las características del crimen se sospecha de “una pasada de cuentas” del narcotráfico.

A Hernández Castro se le vinculaba a esa peligrosa actividad, precisamente por su amistad cercana a la familia Barrera, que tiene juicio pendiente en Estelí por narcoactividad.

El comisionado Pérez dijo que trabajan con varias pistas, entre ellas la llamada que la víctima recibió la tarde del sábado por parte de un ciudadano de San Miguel, para ir a ver un ganado, lo que hizo que Hernández saliera de su casa, según dijo su viuda.

Por el avanzado estado de descomposición que presentaba el cuerpo de Hernández Castro, los lugareños lo enterraron en el mismo lugar.

Atado y ejecutado de rodillas

Los supuestos sicarios se llevaron la billetera y el teléfono celular que obviamente registró la llamada que lo condujo a la muerte.

El doctor Henry Miranda, médico forense, dijo que la víctima recibió dos impactos de bala: uno en el omóplato derecho y otro en el izquierdo. Al momento del hallazgo, la víctima tenía unos 3 ó 4 días de muerto.

El forense explicó que Milton Fidel Hernández fue atado de manos con una cuerda y colocado de rodillas para ser ejecutado, porque su cuerpo fue encontrado en esa posición y con la cara pegada a la tierra.

A su juicio, la víctima pudo haber protegido los documentos para ser identificado.

La viuda, Gloria Aguirre Bravo, de 21 años, con quien Hernández procreó un niño que tiene año y medio de vida, a pesar de que vio e identificó las prendas de vestir, dijo que no está satisfecha, y quería ver el cuerpo, porque alberga la esperanza de que no sea él.

La acongojada joven recordó que Milton la llamó vía telefónica a eso de las 4:30 de la tarde del pasado sábado para decirle que había recibido una llamada, y a las 5 saldría en un autobús a ver un ganado a la comunidad La Argentina.

A las 5:30 recibió otra llamada de él pidiéndole que le preparara la cena y que regresaría a eso de las 8. Después ya no respondió su teléfono, y toda llamada caía en el buzón de voz.

Milton Fidel Hernández deja en la orfandad a cinco hijos, dos de ellos concebidos con quien fuera su esposa, la inspectora del Ministerio del Trabajo.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus