elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |

A partir de esta semana, la ex comandante Leticia Herrera podría ejercer como cónsul general en las instalaciones de la sede diplomática en el barrio La California, así fue publicado en el diario Prensa Libre de Costa Rica.

Tras ocho meses de espera, el Ministerio de Relaciones Exteriores dará el exequátur a la Cónsul General de Nicaragua designada en el país costarricense. Con ello, podrá ejercer su cargo oficialmente y se daría la pauta para realizar una cita binacional entre ambos países, antes de que finalice este mes.

Según trascendió en medios de prensa local costarricenses, Herrera recibiría el aval de la Cancillería hoy en la mañana, a pesar de que se encuentra en suelo costarricense desde abril del año pasado.

Entre las justificantes del retraso, surgió el condicionamiento de que el Gobierno nicaragüense aceptara a dos funcionarios de la misión diplomática costarricense, en diciembre pasado. Ambos permisos fueron emitidos recientemente como lo acordado, de tal forma que dio pie para que Leticia Herrera recibiese, finalmente, luz verde en Costa Rica.

Según el diario Prensa Libre, el caso de Herrera se torna especial, ya que la Cancillería costarricense deberá determinar bajo qué condiciones o beneficios propios de su cargo diplomático podrá disfrutar, ya que es costarricense de nacimiento, e incluso en 2001 renovó su cédula como ciudadana.

Meses atrás, trascendió en medios periodísticos de Nicaragua información sobre el origen de la ex comandante Herrera, quien está registrada en nuestro país con fecha de nacimiento del 11 de marzo de 1946, en Puntarenas, mientras que en Nicaragua aparece el 11 de marzo de 1949.

Las circunstancias motivarían a las autoridades diplomáticas nacionales a evaluar los lineamientos jurídicos respectivos, por ejemplo la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, cuyo artículo 22 dice que “los funcionarios habrán de tener, en principio, la nacionalidad del Estado que envía”, de igual forma señala que “no podrá nombrarse funcionarios consulares a personas que tengan la nacionalidad del Estado receptor, excepto con el consentimiento expreso de ese Estado, que podrá retirarlo en cualquier momento”, señala el rotativo.

Próxima reunió de Comisión Binacional

Dar el exequátur a la Cónsul General representaría, además, el capítulo que faltaba para dar paso a la esperada cita de la Comisión Binacional con Nicaragua en Granada, la cual estuvo contemplada para enero extraoficialmente, pero la falta de conciliación en los permisos diplomáticos no permitió cumplir con ese plazo.

Según el diario costarricense, febrero podría convertirse en el mes de la convocatoria de seguimiento a los compromisos y propuestas definidas en octubre de 2006, cuando Costa Rica actuó como anfitriona del evento.

La puesta en marcha de iniciativas ambientales, sociales, productivas y sobre todo para incrementar el nivel de desarrollo económico en la zona transfronteriza, forman parte de las actividades programadas para revisar en la próxima reunión en Nicaragua.

Pese  a ésto, en Costa Rica aún no se ha notificado oficialmente a la Cancillería sobre el evento, cuya organización le corresponde a Nicaragua. Ayer en la tarde esa entidad informó que continúa a la espera de información sobre el encuentro entre especialistas costarricenses y nicaragüenses, para dar continuidad a las propuestas a favor de ambos países, señaló el rotativo costarricense.