•  |
  •  |
  • END

El relanzado Plan Permanente de Seguridad en el Campo, anunciado el pasado sábado en Chontales por el Ejército de Nicaragua, incluirá la movilización de 6,200 efectivos militares y más de 236 medios navales, terrestres y aéreos para combatir cualquier manifestación delictiva en la zona.

Según el Comandante en Jefe del Ejército, general de Ejército Julio César Avilés Castillo, el objetivo del plan es garantizar la seguridad de los trabajadores y productores de esa región del país y combatir a pequeñas bandas delictivas que operan esas zonas rurales de intensa producción agropecuaria.

Bandas de medio tiempo

Avilés dijo en el auditorio de la UNAN-Juigalpa, que los 6,200 militares que se movilizarán serán rotados en grupos de 700 efectivos que patrullarán y vigilarán zonas estratégicas en materia productiva.

La decisión militar se da en respuesta a la petición de viva voz de los productores, que ante la plana mayor de la Comandancia del Ejército denunciaron los delitos de asaltos, abigeatos, extorsiones y amenazas de pequeñas bandas integradas por individuos --entre tres y cinco-- que operan en ocasiones “alternando sus labores cotidianas con acciones vandálicas”.

Los productores expresaron a la jefatura del Ejército que la actividad delictiva provoca, aparte de inseguridad, enormes pérdidas económicas en la producción agropecuaria, principalmente por el trasiego de ganado o por el abandono de los cultivos y los campos por el temor que producen los rumores sobre el accionar de las bandas.

El general Avilés, luego de escuchar los planteamientos de los productores, dijo que la institución colaboraría de inmediato en la seguridad rural.

Plan incluye caminos

“Estamos reforzando el plan anual de seguridad con la participación de diversos sectores  nacionales, puesto que la lucha contra la inseguridad no es una responsabilidad solamente del Ejército”, dijo, orientando de inmediato la puesta en marcha del plan de Seguridad al Quinto Comando Militar Regional, para cubrir Boaco, Camoapa, Juigalpa, Nueva Guinea y El Almendro.

Durante el encuentro, el general Avilés Castillo aseguró continuar con las misiones y tareas que se han ejecutado para bien de la población rural, “y, fundamentalmente, el fortalecimiento de la seguridad en el campo, la lucha contra el narcotráfico y la protección del medioambiente”.

El alto mando militar también anunció que el Plan comprende el cuido de 76 áreas protegidas y las reservas naturales, así como la reconstrucción de 16 mil caminos secundarios por donde sale la producción en todo el país, a cargo del Cuerpo de Ingeniería del Ejército.

Avilés anunció, de paso, que los productores ya pueden trabajar las tierras y arrear a sus animales vacunos en los campos con toda seguridad, porque el Ejército concluyó la destrucción de un poco más de 40 mil minas antipersonales en la zona, a través del programa nacional de desminado.