José Adán Silva
  •  |
  •  |
  • END

La trasnacional Dole Food Compañy Inc., solicitó a la Corte Superior de Los Ángeles protección para los testigos nicaragüenses, quienes declararon en el juicio que la compañía libra por acusaciones de contaminación y daños con la sustancia química Nemagón.

Desde sus oficinas centrales en Westlake Village, California, Dole informó mediante nota de prensa que pidió formalmente a la Corte Superior de Los Ángeles tomar acciones para proteger a los siete testigos nicaragüenses que se presentaron el año pasado para exponer el supuesto fraude que grupos de abogados presentaron en el tribunal por el caso del Nemagón.

El pasado 4 de junio Dole introdujo una moción y sometió evidencias para tratar de demostrar ente la juez del caso que los abogados de los nicaragüenses están involucrados “en tácticas de intimidación y acoso diseñadas para defraudar a la Corte y amedrentar a los testigos en retractarse de dar testimonio veraz”.

En su informe a la Corte, Dole argumentó que “los intentos agresivos de Domínguez y Ordeñana de encontrar (...) testigos y presionarlos a cambiar su testimonio, dado bajo juramento (...) es manipulación de testigos y un acto ilegal conforme al código penal del Estado.

En audiencia del pasado 7 de junio, Dole presentó sus evidencias ante la jueza del caso, Victoria Chaney, quien dijo que consideraría la evidencia para decidir si rechazar el caso conocido como Téllez versus Dole, en el cual un grupo de campesinos de Chinandega obtuvieron una sentencia a su favor y en contra de Dole.

La audiencia probatoria del caso será programada del 7 al 9 de julio.

“Estos individuos se presentaron valientemente para decir la verdad y exponer este fraude descarado en las cortes, y ellos merecen protección de este terrible acoso”, dijo a la jueza Michael Carter, Vicepresidente Ejecutivo y abogado General de Dole.

“Proteger a los valientes”

“Hemos pedido a la Corte que intervenga, y hacer todo lo posible para detener esta indebida conducta y proteger a estas valientes personas”, dijo el estadounidense.

Hace dos semanas, cientos de ex trabajadores bananeros nicaragüenses y sus abogados ofrecieron una conferencia de prensa en Managua, donde rechazaron los alegatos de la empresa estadounidense para evitar cumplir la sentencia que los obliga a indemnizar con 2.3 millones de dólares a un grupo de campesinos supuestamente afectados por el pesticida Nemagón.

En la conferencia fueron presentados los siete trabajadores que declararon a favor de la empresa Dole, supuestamente a cambio de ofertas de dinero para que la compañía pudiera argumentar que se había hecho un fraude.

“Engañaron y sobornaron a humildes campesinos, que por su pobreza, se prestaron a mentir para revertir la sentencia”, denunció el abogado nicaragüense Antonio Hernández, socio de Juan José Domínguez, quien pelea el caso en Los Ángeles.

 Los testigos de Dole aseguraron que a cambio de la declaración, la empresa les ofreció dinero, casas y hasta visas de residencia para vivir en Estados Unidos. Dole negó las acusaciones y reaccionó con acciones en el tribunal.