elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El cambio climático tendrá profundos impactos en las áreas sociales, políticas y hasta en la seguridad de México y Centroamérica si los gobiernos no hacen nada para paliarlos, alerta un informe del instituto británico RUSI, presentado en San José. "El cambio climático exacerbará los problemas existentes como la seguridad alimentaria, la gestión del agua y la alocación de recursos", señaló el director del Royal United Service Institute (RUSI), Tobias Feakin, para quien esta amenaza "multiplicará problemas que ya existen".

Los autores del informe utilizan el término "seguridad" como sinónimo de "estabilidad social y política", que son, para ellos, los "pilares que sostienen la seguridad nacional", relacionada con el crimen organizado o el narcotráfico. Por eso, consideran que los "profundos efectos" que tendrá el calentamiento del planeta para México y Centroamérica se harán sentir en la "distribución de recursos, creará una nueva dinámica para los ganadores y perdedores y hará que los desafíos actuales de la pobreza y el gobierno sean más difíciles de encarar".

Además, "en un área donde la gobernanza es forzada, los recursos son más escasos y la forma de ganarse la vida está bajo presión, el cambio climático podría provocar que el crimen organizado a gran escala echara raíces aún más profundas", alerta el informe, el primero de este tipo que realiza el RUSI.

Las zonas más vulnerables se encuentran en algunas zonas costeras de Guatemala, en el Atlántico de Honduras y en el Pacífico de El Salvador, donde ya las tasas de homicidios son elevadas, el tráfico de drogas se presenta y las comunidades en estas áreas tienen un alto nivel de riesgo de inundaciones y están expuestas a huracanes y a tormentas tropicales, recuerda el informe.

Población capacitada
Los autores consideran que si los gobiernos no integran los impactos del cambio climático en las políticas de seguridad nacional de estos países desde ya, los peores presagios pueden empezar a vivirse de manera generalizada en 10 o 20 años. Solo en el periodo 2000-2005, ocurrieron tres veces más de desastres que en el periodo 1970-99, recuerda el informe.

Feakin recomienda mayor intercambio informativo entre los ministerios para incorporar el cambio climático a sus políticas, ya que es un "problema que afectará a todos los departamentos del gobierno, independientemente de sus responsabilidades".

Otro aspecto de la lucha contra el cambio climático, es "reforzar la capacidad de la población" para que tenga herramientas para luchar contra los efectos de los fenómenos meteorológicos, como inundaciones, sequías y olas de calor extremo. "Cuanto más capacitada esté la gente para responder a los fenómenos meteorológicos, menos severas serán las consecuencias de estos en el futuro", concluye Feakin.