•  |
  •  |
  • END

La fiscal del Ministerio Público, Georgina Murillo, Directora de la Unidad contra la Corrupción y Crimen Organizado del Departamento de Managua, dijo a EL NUEVO DIARIO que ya están concluidas las investigaciones del caso Iniser, las que demuestran una red compleja, donde no se ha determinado aún a los autores intelectuales de la gran estafa.

“Hasta ahora se nos ha puesto en conocimiento la investigación de tres denuncias por separado, del Distrito IV de la Policía Nacional y dos de la Dirección de Auxilio Judicial, ahí están alrededor de 17 personas investigadas en las averiguaciones policiales y del Ministerio Público”, dijo Murillo.

Mejor esperarán a CGR

La fiscal explicó que tras más de un año de averiguaciones de las tres denuncias separadas, ya estaba listo el informe del caso, pero que con el anuncio de una auditoría amplia de la Contraloría General de la República (CGR), que confirma daño a la aseguradora estatal por más de seis millones de córdobas, tendrán que esperar los resultados para complementar los hallazgos y formular una acusación sólida con más elementos de prueba.

“Si bien es cierto (que la auditoría) no es una prueba exigida por el Código Procesal Penal, es un elemento fundamental, ya que nos apoya con la investigación y demostración técnica de la comisión de un delito”, dijo Murillo.

“Se nos comunicó que el informe de la CGR aún está pendiente por concluir, no lo hemos recibido formalmente, pero nosotros llevamos tres expedientes judiciales, y vamos a complementar el análisis de los casos para ampliar las acusaciones formales”, dijo Murillo, detallando las acciones avanzadas del Ministerio Público.

Indicó que sus investigaciones determinan una parte de los hechos delictivos, pero que la CGR auditó todo un año, y que ese trabajo arroja que el daño al Estado es superior a lo que la Fiscalía había analizado con los tres casos que indagaron, observó.

“Estos expedientes se van a ampliar con el reporte de la CGR; estamos seguros de que vamos a extender la participación de más personas, y de que va aumentar el monto del daño infringido al Estado, ya que nosotros teníamos confirmado un aproximado de un millón de córdobas, pero en la CGR sabemos que se detectó faltas hasta por seis millones de córdobas, y más participación de personas de las que nosotros teníamos confirmación”, aclaró la fiscal Murillo.

“Nosotros (con la Policía) ya hicimos el análisis pertinente, se logró hacer peritajes de cada uno de los expedientes, cheques, firmas, de toda la evidencia documental, eso está debidamente esclarecido, y hay una serie de funcionarios plenamente identificados”, anunció la funcionaria del Ministerio Público.

Asociación para delinquir y fraude

Dijo que la Fiscalía demostró en los casos analizados, que hubo asociación para delinquir de funcionarios de la Policía Nacional, funcionarios administrativos del Iniser, y usuarios particulares de seguros que, en algún momento, prestaron sus casos reales e identidades para defraudar al Estado, a cambio de una partida de los cheques librados.

“Identificamos a gente particular, usuarios del Iniser, a quienes se les usaron sus datos registrados en la Policía Nacional, que tal vez habían sufrido un accidente menor, para alterar sus expedientes y presentarse como reclamos formales ante la aseguradora, para reclamar fuertes sumas, pese a que quizás en el expediente original se reportaba una colisión leve”, precisó.

“Hasta el momento, la Fiscalía había logrado identificar la figura delictiva de falsificación de documentos públicos y privados, y una serie de delitos medianos que llevan el fin único de defraudar al Estado, ya que el Iniser, al ser un ente estatal, pese a ser autónomo, pertenece al Estado”, observó la fiscal.

Un caso concreto

Un reporte de las investigaciones del caso hasta abril del año en curso, que fue informado a EL NUEVO DIARIO por fuentes vinculadas al caso, reveló que sólo mediante la firma en seis informes del ex jefe de Tránsito del Distrito VI de Managua, subcomisionado José Leocadio Junes Villalta, se defraudó al Iniser hasta por 500 mil córdobas.

Murillo dijo que las acciones ilegales contra el Iniser se realizaron a nivel nacional, pero por el hecho de que los cheques y pagos se realizaban desde las oficinas centrales, el Ministerio Público se centró en las gestiones realizadas en Managua.

Denuncias ficticias de policías

La fiscal dijo que hay confirmada una distribución de funciones dentro de la red de personas que afectaron al Iniser: “En primer lugar estaban varios oficiales de la Policía de Tránsito, que presentaban denuncias ficticias, incluso hacían mapas policiales que si uno los miraba en los expedientes aparentaban ser colisiones legítimas, incluso con testigos identificados, fechas y lugares de accidentes”.

“Eran otros casos, otros accidentes reales, pero a partir de ese número de expediente, se creaban otros expedientes que iban a reclamos al Iniser con croquis de colisiones, e inclusive resoluciones con firmas de jefes de Tránsito, algunas falsificadas y otras confirmadas, y con esos datos, había personas que procedían a gestionar el reclamo de las pólizas ante el Iniser”.

Hubo confesos

Además, confirmaron que desde las oficinas del Iniser había personas que se dedicaban a gestionar los reclamos de seguros, y cuando en alguna oficina como Asesoría Legal se atrasaban en revisar el expediente, llegaban a falsificar las firmas de supervisores y otro personal se encargaba de acelerar el cobro.

“Se llegaron a falsificar firmas de abogados del Iniser, para dar el visto bueno a los reclamos que se presentaban respaldados con informes policiales, y así se procedía a acelerar los reclamos ante contabilidad y administración, y luego, cuando se emitían los cheques aparentemente se distribuía el dinero entre las personas de la cadena”, señaló.

Dijo que en las investigaciones se encontraron personas que aceptaron su participación en las acciones y otras que se acogieron al derecho de no declarar contra sí mismas, pese a que hay evidencias de su participación.