•   BRUSELAS/EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno de Honduras ha solicitado a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) permiso para intervenir en la disputa que Colombia y Nicaragua mantienen ante esa instancia por sus límites fronterizos en el Caribe, se anunció ayer miércoles.

En una solicitud presentada el pasado 10 de junio, Honduras argumenta que Nicaragua pide en su disputa con Colombia derechos marítimos en una zona del Caribe en la que Tegucigalpa "tiene derechos e intereses", según señala un comunicado de la CIJ, con sede en La Haya.

La Corte ya estableció, en una sentencia del 8 de octubre de 2007, la frontera marítima entre Nicaragua y Honduras, aunque no especificó el punto en el que termina la frontera a fin de evitar implicar a terceros países, según la solicitud hondureña. Añade que concluyó en 1986 un tratado con Colombia sobre fronteras marítimas comunes, según el cual Honduras tiene derechos en la zona marítima al norte del paralelo 15. Por ello, Honduras dice que tiene un "interés presente, directo y concreto" en la delimitación de las áreas marítimas en la zona al norte de la línea fronteriza establecida en su tratado de 1986 con Colombia.

Honduras solicita ser considerada un Estado parte en el caso, pero también agrega que, en caso de que la Corte decidiera en contra, pide permiso para intervenir sin ser parte.

Esta solicitud ha sido enviada a Colombia y Nicaragua, y el presidente de la CIJ ha fijado el 2 de septiembre como fecha límite para que ambos países presenten sus observaciones por escrito a la solicitud hondureña. A partir de ahí, la Corte decidirá si acepta o no esta petición, aunque si se presentan objeciones, la CIJ escuchará a las partes y a Honduras antes de tomar una decisión, detalló el comunicado del más alto tribunal de Naciones Unidas.

Nicaragua y Colombia también mantienen una disputa por los límites fronterizos en el Caribe debido a una demanda presentada por Managua en 2001, que declaró no válido un acuerdo de límites suscrito en 1928 y llevó el litigio a la CIJ.

El pleito en cuestión busca que la CIJ delimite una frontera marítima entre Nicaragua y Colombia, y la soberanía de los cayos Serrana, Roncador, Quitasueño y otros accidentes geográficos insulares.