•  |
  •  |
  • END

Autoridades del Hospital Materno-Infantil “Fernando Vélez Paiz”, en conjunto con agentes del Distrito Tres de Policía, investigan el extraño deceso de un menor de cinco meses de nacido, que presumen pereció tras ser objeto de maltrato, ya que además de su problema respiratorio, tenía una fractura en una de sus piernitas.

El doctor Noel Larios, Subdirector de ese centro asistencial, dijo que el menor Douglas Antonio Zavala Aburto fue ingresado el pasado 27 de mayo, y presentaba varias afecciones, entre ellas complicaciones respiratorias, un cuadro diarreico agudo y una severa desnutrición.

“Venía grave, por lo cual fue necesario ingresarlo de emergencia a la Sala de Cuidados Intensivos, pero días después que se logró estabilizar, fue trasladado a la Sala de Neumología, donde su mamá, Jessica Aburto, de 25 años, insistía en solicitar el abandono del hospital, pero las encargadas de Trabajo Social la persuadieron para que no lo hiciera” expresó el galeno.

Asimismo, indicó que la situación de salud del menor iba mejorando poco a poco, y que el cinco de junio el papá del infante llegó a visitarlo y a cuidar de él, mientras la joven madre buscaba algo de comer.

“En ese lapso en que la madre no estuvo, una enfermera llegó a la habitación donde teníamos al niño aislado con otro pacientito que también presentaba un cuadro delicado de neumonía, y cuando le iba a poner el tratamiento, notó que el menor lloraba incansablemente, y le preguntó al padre el porqué, pero éste indicó que desconocía la causa” añadió Larios.

Enfermera notó deformación

De acuerdo con el doctor, la enfermera observó detalladamente al niño y notó una deformación en la pierna izquierda, y constató que se trataba de una fractura. Al preguntarle al padre si había botado al infante, le contestó que no y se retiró rápidamente de la habitación.

“Se inmovilizó el miembro desde la cintura y empezamos a investigar, y nos dimos cuenta que esta pareja ya había sido reportada al Ministerio de la Familia por sospechas de maltrato intrafamiliar”, refirió el médico.

Desde ese momento la situación se tornó tensa y hubo más vigilancia en torno a la mamá y al papá del niño.

Era evidente la mejoría en la condición de salud del menor, pero la mañana de ayer, cuando la enfermera nuevamente llegó a colocar el medicamento, observó que el niño había fallecido y la progenitora dijo desconocer cómo había ocurrido.

El cuerpecito del niño fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para determinar la causa del deceso, mientras MiFamilia y la Policía investigan el caso, ya que la pareja, que habita en el kilómetro 32 y medio de la carretera Vieja a León, tiene otro hijo, del cual se desconoce su situación y si está siendo víctima de maltrato.