•   Bluefields/ RAAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Unos 40 trabajadores judiciales de la Región Autónoma del Atlántico Sur elaboraron una carta en la que denuncian los maltratos y acoso laboral a los que han sido sometidos por los magistrados del Tribunal de Apelaciones de Bluefields (TAB) Luis Flores Barrios, del FSLN, y María Eugenia Acevedo, del PLC.

La mañana de ayer, miércoles, unas cien personas se reunieron frente al portón del Palacio Judicial de Bluefields para exigir a la Corte Suprema de Justicia que investigue y aplique medidas correctivas a los magistrados Flores y Acevedo.

Una de las que tomó la palabra en el plantón fue la secretaria de la Sala Penal del TAB, Linda Domínguez, quien denunció que ella y dos colegas suyas, entre las que se encuentra la jueza de adolescentes Suyén Bolaños, estuvieron a punto de abortar cuando estaban embarazadas, por el estrés y la depresión que les provocó el maltrato y el acoso laboral de Flores, por lo que tuvieron que ir a la Policía a buscar ayuda psicológica en la Comisaría de la Mujer.

En la protesta participó el procurador de Derechos Humanos de la RAAS, Wilder Wilson, quien dijo que Luis Flores es un racista, al calificar de forma despectiva a los nativos de la Costa Caribe y un enfermo mental por exigir a los trabajadores del TAB que solamente podían abrir el bidón de agua potable en presencia suya, para evitar que escupieran el líquido que él tomaba.

“Ese señor (Flores) tiene complejo de persecución. Sólo de esa manera se puede entender que él se sulfure cuando escucha a la gente hablando en sus lenguas maternas (creole y miskito) o cuando los funcionarios del complejo judicial conversan con periodistas”, comentó Wilson.

Al mismo tiempo, Linda Domínguez aclaró que la protesta no era de carácter político, sino laboral y profesional, para que no les sigan pisoteando su dignidad y derechos.

Los trabajadores judiciales de Bluefields también se quejan de la magistrada del PLC, María Eugenia Acevedo, a quien califican como muy arrogante y prepotente. “Acevedo tampoco es costeña, y acaba de llegar de Managua a ocupar su cargo en el TAB sin conocer la idiosincrasia y costumbres de los pueblos caribeños”, apuntó Wilson.

Finalmente, la Red Intersectorial de Mujeres Contra la Violencia de la RAAS, expresó su total respaldo a la abogada miskita Lestel Wilson, quien fue la primera en denunciar los maltratos y discriminación a los que fue sometida por el magistrado sandinista Luis Flores.