Edith Pineda
  •  |
  •  |
  • END

Para Jorge Mendoza, Director Ejecutivo del Foro de Educación y Desarrollo Humano, la evidencia de que el país tiene una limitada cobertura educativa en la primera infancia (0 a 3 años), así como en el nivel preescolar (3 a 5 años), representa un desafío tanto para el Estado como para la sociedad.

Mendoza insta al Ministerio de Educación, Mined, a no cerrar los ojos ante los señalamientos, y que por el contrario se abra para que “en conjunto con la sociedad civil, empresa privada y diferentes sectores, puedan apostar a la creación de un programa que dé cobertura a la niñez que tradicionalmente está abandonada”, y así saldar esa deuda pendiente sobre todo con el segmento correspondiente a la primera infancia.

Los datos que maneja el Foro de Educación y Desarrollo Humano reflejan que unos 240 mil niños de 0 a 3 años no están siendo atendidos bajo ninguna modalidad. En preescolar, el estudio “Situación de la educación inicial en Nicaragua”, elaborado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, evidencia un total de 179 mil 853 niños sin cobertura.

La recomendación de Mendoza es la adopción urgente de programas, tomando en cuenta que “ya hay una aproximación conceptual y operativa a través del Programa Amor”, así como experiencias de preescolares comunitarios que atienden exitosamente a menores de hasta 45 días de nacidos.

Sin embargo, una apuesta de este tipo, de acuerdo con Mendoza, compromete una mayor partida presupuestaria. El preescolar actualmente es el que menos recursos recibe del total asignado al Mined, apenas el 1.55 %.

Educación inicial es clave

El director del Foro de Educación y Desarrollo Humano, incluso, sostiene que los menores de 5 años que son atendidos bajo alguna modalidad educativa, tienen más posibilidades de sobrevivencia.

Es por eso que, según Mendoza, hoy el mundo habla de educación inicial, alegando que ello se verá reflejado en la Campaña Mundial de Acción por la Educación, que aglutina a 150 países del mundo, la cual este año va a tener como tema principal la educación en la primera infancia.

Lo que se quiere es cambiar el viejo concepto que ubicaba como educación inicial al preescolar de 3 a 5 años, y hacer un llamado de atención hacia el segmento de 0 a 3 años.

En nuestro país, el reto trasciende al Estado y toca a la misma sociedad que, en su mayoría, no tiene conciencia de lo determinante de la educación inicial, por lo que también señala necesaria una campaña dirigida en ese sentido.

Educación es obligación del gobierno

“La educación es una función indeclinable del Estado”, señaló Mendoza, apelando a lo contemplado en la Ley General de Educación, que reconoce la atención de la educación bajo una modalidad no formal con participación comunitaria. De modo que “la demanda es que el Ministerio (de educación) empiece a asumir y a responder a la cobertura que necesita el país para la estimulación oportuna” de los niños, enfatizó.