•  |
  •  |
  • END

Representantes de profesores, de alumnos y de padres de familia denunciaron en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, situaciones que involucran al delegado del Ministerio de Educación, Mined, en Mulukukú, José Eduardo Mendoza Orozco, a quien acusan de despidos injustificados, amenazas de muerte, represalias antojadizas contra alumnos y profesores, y hasta de acoso sexual contra profesores.

Así, por apoyar a los padres de familia, el docente Pedro Hernández Quintero fue víctima de los atropellos de Mendoza. El docente mostró la denuncia interpuesta en la Policía de Mulukukú, cuyo proceso se desarrolla en el correspondiente juzgado local.

Hernández expresó que el domingo Mendoza le reclamó por qué lo había denunciado ante las autoridades superiores, y, según el afectado, el representante del Mined le dijo que matarlo a él sería como matar a un perro, y sacó un arma de fuego con la cual le apuntó.

Hernández, habitante de Mulukukú, antes era coordinador técnico municipal y coordinador de los talleres de evaluación, programación y capacitación educativa, sin embargo, tras la denuncia, fue destituido del cargo sin ningún procedimiento establecido por la Ley de Carrera Docente, y fue mandado a una comunidad a 60 kilómetros de la cabecera municipal, algo que no aceptó.

Otro denunciante fue el docente Julio César Romero Duarte, quien alega que a Mendoza lo conoce a través de su familia desde que era pequeño, sin embargo repentinamente durante un año lo trasladó en seis ocasiones de centro educativo, para luego --en julio de 2009-- mandarlo a llamar para supuestamente hablar sobre el porqué de los continuos cambios de centros educativos.

Acoso a educador

“Llegué a su oficina y él comenzó a preguntarme sobre mi vida privada, hasta el punto de decirme que un hombre no sólo con una mujer podía tener una relación. Así se me insinuó y trató de tocarme”, expresa el joven, quien dice tener de testigo al joven Olman Andrade, pero como no accedió a las pretensiones del delegado del Mined, entonces fue enviado a una escuela en la comunidad de Silao Parasca, a 11 horas de camino de Mulukukú, para en octubre decirle que no regresara a dar clases porque ya tenía un reemplazo.

Romero afirma que él nunca recibió una carta de despido, tampoco su último salario ni liquidación. El denunciante también mencionó que él no es el único acosado sexualmente, pues también hay otros dos profesores afectados: Marvin Valle y Luis Pérez Sobalvarro, que también hizo público el problema y el caso, que interpuso en la delegación de la Procuraduría de Derechos Humanos.

Habla representante de padres de familia

Según Óscar Martínez, médico cirujano, en representación de los padres de familia del Instituto Nacional de Mulukukú, asegura que no dejarán solos a sus hijos ni a los profesores, y lucharán para que no sigan las represalias contra éstos, simplemente por no dejarse atropellar por el señor Mendoza, quien trata de imponerse sin respetar la Ley de Carrera Docente ni los derechos laborales de los educadores.

Indicó que ante la situación, una delegación de padres de familia se abocó a la delegación de Siuna, sin embargo, ahí, la señora Pilar Santos no dio respuestas por ser prima hermana de Mendoza.

Hace 10 días se presentaron ante el Mined central, en Managua, donde en representación de la ministra Miriam Ráudez, se reunieron con Yadira Castilla, pero hasta el momento no han tenido respuesta. Otra de las gestiones realizadas son cartas a la diputada por el municipio de Mulukukú y a la Secretaría del partido de gobierno.

Una adolescente, en representación de los estudiantes del Instituto de Mulukukú, mencionó que por la remoción del director de ese centro, protestaron en la vía pública y también enviaron carta a la delegada de Siuna, por lo que amenazó con no entregar los títulos de bachillerato a quienes interpusieron la denuncia en su contra.

Saslaya González Silva, abogada del Cenidh, dijo que consultaron al Mined, y hace dos días aseguraron que conformarían una comisión para investigar el caso.

“Daremos seguimiento al caso y estaremos atentos a las gestiones que realicen las autoridades educativas, a quienes recomendamos celeridad para sostener la estabilidad laboral a los docentes, así como la tranquilidad a los estudiantes”, dijo González.