•  |
  •  |
  • END

Llegaron con su hija, Marissa del Carmen Quiñónez, que padecía de una fuerte gripe, y después de cuatro visitas la niña de 2 añitos y 4 meses falleció en el lapso de horas en el Programa de Atención Médica Especializada, PAME, del Hospital Escuela “Alejandro Dávila Bolaños”.

La denuncia fue interpuesta en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos por Eduardo Quiñónez, cuya hijita falleció luego que presentara una gripe. Según la denuncia, ante la secreción nasal, fiebres y dificultad para respirar, por primera vez --el 10 de junio-- llevaron a la niña a consulta al PAME, donde fue atendida y le recetaron medicamentos.

Sin embargo, la niña no mejoró y regresaron el 11. Hubo una tercera consulta el 14, y en cada una de una de ellas los médicos le cambiaron los medicamentos.

La última visita al PAME fue el 15 de junio, cuando los doctores de turno valoraron que debía quedar internada debido a un cuadro de neumonía y de anemia, de inmediato médicos y enfermeras se movilizaron para enviarla a cuidados intensivos, pero tal parece que ya era demasiado tarde, pues en la madrugada del 16 le notificaron a los familiares que la niña había muerto.

Según el dolido padre, en este caso hubo negligencia médica, y considera que el PAME tiene responsabilidad en la muerte de la muchachita, porque al no atenderla adecuadamente y no ser capaces de detectar el problema, los médicos permitieron que la enfermedad se desarrollara hasta su mortal desen lace.

Señala que el deceso ocurrió porque ninguno de los doctores que la atendieron primero le realizó a fondo una valoración de su salud. Para Quiñónez, de haberse detectado el mal a tiempo, muy probablemente se habría salvado la vida de su hija.

Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Cenidh, dijo que el padre llegó a interponer la denuncia, y de inmediato se trasladaron al hospital, donde fueron atendidos por el teniente coronel y doctor Noel Turcios, quien alegó que internamente se realizaría un estudio del caso, sin embargo, el señor Quiñónez prefirió interponer la denuncia en la Policía, para que giraran la orden de enviar el cadáver al Instituto de Medicina Legal, instancia que entregará los resultados en diez días.

En conversación de Carrión con el doctor Turcios, éste dijo que durante la atención a la niña se siguieron los procedimientos pertinentes. Por otra parte, esperarán los resultados de la autopsia del IML.

Carrión indicó que, en dos semanas, es el segundo caso en las Clínicas Médicas Previsionales, y que el Ministerio de Salud y el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, deberían ser más beligerantes en la inspección de estos centros y el personal que atiende a los pacientes.