•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal afirmó hoy que el escritor portugués José Saramago, que murió a los 87 años, era "un bello ser humano" y un "comunista profundamente honesto". "Era un gran escritor, merecedor como pocos del gran premio Nobel (de Literatura), pero además un bello ser humano, un comunista profundamente honesto, defensor de todas las buenas causas, un hombre humilde", señaló Cardenal en una declaración enviada por correo electrónico.

Cardenal, propuesto al Premio Nobel de Literatura 2010 por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de España, confesó que Saramago, de quien lamentó su muerte "como todo el mundo", fue "muy cariñoso" con él.

Saramago, Premio Nobel de Literatura 1998, se solidarizó con el sacerdote y poeta trapense en agosto de 2008 tras ser condenado por injurias por un juez de Managua, condena que Cardenal denunció como una "venganza" del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de quien es un fuerte crítico.

"Ernesto Cardenal, uno de los más extraordinarios hombres que el sol calienta, ha sido víctima de la mala conciencia de un Daniel Ortega indigno de su propio pasado, incapaz ahora de reconocer la grandeza de alguien a quien hasta un Papa (Juan Pablo II), en vano, intentó humillar" en 1983, indicó Saramago.

En esa ocasión, a través de un correo electrónico distribuido en Managua, el escritor portugués expresó en alusión a Ortega: "Una vez más, una revolución ha sido traicionada desde dentro". Cardenal, ministro de Cultura durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) y quien fue absuelto de esa condena por injurias, explicó que se encuentra en El Salvador como invitado a un homenaje al poeta salvadoreño Roque Dalton, por los 35 años de su muerte.