Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

Los tres detenidos el pasado 14 de junio en un operativo de inteligencia de la Policía Nacional de Chontales, con un poco más de un cuarto de millón de dólares, son integrantes del Cártel del Golfo de México, y tenían pensado realizar actividades propias del crimen organizado, afirmó el comisionado general Carlos Palacios, Subdirector de la Policía Nacional.

“Nosotros creemos que tienen que ver con el Cártel del Golfo, estamos ampliando con México y tenemos una investigación conjunta, nosotros le pasamos los datos a las autoridades mexicanas y estamos esperando una respuesta de ellos”, aseveró Palacios, quien agregó que los detenidos ya habían ingresado en otras ocasiones a nuestro país y que el dinero iba a ser ocupado para la compra de drogas.

En ese momento se capturó a Jubran Juset Halam, de nacionalidad árabe, de 40 años, residente en México; al mexicano Saúl Ortiz Gurtiaga, de 44, y al chinandegano Manuel Bernardo González Guerrero.

Colombianos conectados con mexicanos

El jefe policial dijo que aún no han determinado a qué cártel de drogas pertenecen los dos colombianos detenidos la noche de este miércoles al norte de Bilwi por miembros del Ejército, a quienes les ocuparon 435 tacos de cocaína, combustible y una avioneta. “No les podemos decir ahorita porque tendríamos que ampliar las investigaciones, indiscutiblemente que tienen que ver (los) colombianos porque la droga viene de allí, yo no tengo duda de que también tienen que ver algunos mexicanos porque son los que están influyendo más en la zona, pero es un tema que tenemos que verlo a posteriori”, indicó. Palacios dijo que, indiscutiblemente, hay personas que estaban apoyando a los narcotraficantes, pero aún no han detenido a ninguna otra vinculada a este último caso. Tampoco han determinado si los colombianos ya habían ingresado anteriormente a nuestro país.

Narcoavionetas capturadas

Palacios señaló que, en menos de dos años, la Policía y el Ejército han capturado ocho aeronaves relacionadas con el narcotráfico, que han violentado el espacio aéreo nicaragüense. En 2009 capturaron cinco, pero desconocen la cantidad total que pudieron haber circulado ilegalmente en nuestro país. “Exactamente cuántas pasaron es muy difícil decirlo, no hay un organismo que pueda decir entraron tantos. Nicaragua no tiene satélite, por lo tanto es difícil”, explicó.

El jefe policial dijo que con la Policía costarricense aún continúan investigando el caso de la avioneta con matrícula costarricense, piloteada por el mexicano René Moreno Vargas, que aterrizó la noche del pasado viernes 11 de Junio sobre los potreros de la finca Cañas Gordas, localizada frente a la Carretera Panamericana Sur, en Rivas.