•  |
  •  |
  • END

Decenas de conductores de ciclotaxis mejor conocidas como “caponeras”, llegaron la mañana de ayer hasta las instalaciones de la Secretaría del Frente Sandinista (donde también funciona la Casa Presidencial) a solicitar al presidente Daniel Ortega que no permita al Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, (Irtramma), a despojarse de los motores que éstos ocupan en sus bicicletas para trasladar a sus pasajeros.

Los quejosos no fueron atendidos por ningún representante del gobierno y en la entrada de la Secretaría sólo les recibieron un documento donde explican sus peticiones. Sintia Argüello, secretaria del Sindicato de Ciclotaxis, del barrio Hugo Chávez, dijo que “una de las principales peticiones es que nos dejen operar con los motores porque el terreno en nuestro barrio es bastante inclinado, por lo tanto los muchachos no pueden trabajar sólo a pedal y las “caponeras” son nuestra fuente de ingresos para dar de comer a nuestros hijos”.

“Nosotros hemos resultado ya con hernia, con fractura en la columna, músculos golpeados, eso tiene que verlo Noel Ortiz, director de Operaciones del Irtramma, porque no sabe nada de nuestro trabajo; él sólo sabe decir no hay motores y eso es todo, manifestó Manuel Brenes Alemán, conductor de ciclotaxi en el barrio Waspan Norte.

CPC quieren competir

Argüello denunció que algunos representantes de los Comité del Poder Ciudadano del barrio Hugo Chávez, en vez de ayudarlos están queriendo meter al negocio a otras personas pero operando mototaxis y así generar una competencia desleal.

En los diferentes barrios de la capital trabajan unos 900 conductores de ciclotaxis, quienes cobran entre cinco y diez córdobas por recorrido a sus usuarios. Manuel Sánchez, conductor de una “caponera” del barrio Hugo Chávez, manifestó que alrededor de 300 trabajadores cuentan con motores en sus bicicletas y unos 600 trasladan a los pasajeros a puro pedal.

Llamamos al celular del director de Irtramma, Francisco Alvarado,y a la oficina de Noel Ortiz, para conocer el trabajo que realiza esta institución, pero el primero no estaba y el segundo no contestó. Sin embargo, Irtramma ayer realizó operativos en diferentes puntos de la capital con el fin de sacar de circulación a los ciclotaxis que circulen ilegalmente, mientras los quejosos dijeron estar anuentes a pagar un monto de dinero justo para legalizar sus operaciones.

Multas en Tipitapa

Byron Manzanares, conductor de ciclotaxi en Tipitapa, denunció que las autoridades del Irtramma en este lugar les han aplicado multas de 300 córdobas y retienen el vehículo hasta por quince días. “No podemos pagar ese dinero porque es difícil hacerlo en un día, cómo vas a hacer sin tu “caponera” que es el sustento de la familia”, aseveró.

Plantearon que de un total de 48 conductores de ciclotaxi que trabajan en Tipitapa, la Alcaldía sólo legalizó a 13 y no ha continuado dando documentos al resto. En el caso de Managua los quejosos aseguran que la comuna no les ha dado respuesta a sus solicitudes de legalización.